Nos encontramos en un momento de la pretemporada de extrema urgencia, en la que tenemos que tomar decisiones importantes en las que hay involucradas muchas personas. ¿Se queda este jugador en el equipo o no voy a contar con él?

Si nos paramos a pensar nos encontramos ante una decisión que afecta al deportista que se juega su puesto, a los compañeros que formarían parte del equipo y sin duda a nosotros como entrenadores. 

Desde nuestra perspectiva como entrenadores estamos poniendo en liza una decisión que nos pueden marcar el devenir de la temporada. 

Tener un jugador en el equipo que no va a disponer de minutos siempre puede ser un problema si no sabemos gestionar los egos del grupo. 

Bajo mi punto de vista es muy importante tener en cuenta los siguientes puntos para no caer en errores en el momento de elegir jugadores y tener claro como saber si contar con ese jugador en el equipo.

  • No dejarse llevar por los resultados de los partidos de pretemporada. En muchas ocasiones no hemos elegido bien los partidos amistosos o simplemente no vemos con perspectiva cuales eran los objetivos de la pretemporada. Los malos resultados, presión interna y la necesidad de crear un buen ambiente nos puede llevar a cometer errores en la elección de jugadores y quedarnos los que en ese momento están dando alguna luz dentro de la aparente oscuridad que vive el equipo. 
  • Falsas impresiones. Creo que todos en alguna ocasión nos hemos encontrado con jugadores que dan muy buen rendimiento durante la pretemporada y una vez que hemos decidido quedarnos con ellos bajan su rendimiento. Busca jugadores con compromiso, con expectativas, con ilusión y con aspiraciones a crecer. Dedica tiempo a conocerles. 
  • Diversidad vs cohesión. Otra clave a tener en cuenta es encontrar el punto intermedio entre un equipo con jugadores de perfiles muy diferentes y un equipo con capacidad de unificar objetivos para lograr metas comunes. 
  • Conocerte. Para mí la clave más importante para elegir correctamente a tus jugadores es sin ninguna duda conocerte a ti mismo como entrenador. Si conoces a tus jugadores pero no te conoces lo suficiente tendrás dificultades para sacar el máximo rendimiento a tus deportistas, para controlar los egos dentro del grupo y para gestionar las situaciones de conflicto que puedan surgir durante la temporada. Sin ninguna duda el trabajo más fuerte que debes hacer es en ti mismo. 

Parece evidente que siempre nos fijamos en el nivel que pueden ofrecer en el partido, pero no podemos olvidar todos los aspectos que rodean al equipo. ¿qué aspectos tienes tu en cuenta a la hora de elegir los jugadores que van a formar tu equipo? Déjamelo en los comentarios y trabaja para llevar a nuestros equipos al siguiente nivel.

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!