En estos días de confinamiento estoy leyendo sobre diferentes temas que me están resultando de mucho interés. La psicología es uno de ellos. Y me ha llevado a recordar mi época como jugador, sobre todo en la última etapa de senior, en la que la universidad, las relaciones sociales, la familia, la incertidumbre de futuro, la competición por lograr un puesto en el equipo y los problemas del día a día me llevaron a sufrir ansiedad. La ansiedad es eso que te lleva a perder el control de ti mismo y sí, la ansiedad en el fútbol existe.

Podríamos pensar que como entrenadores estamos libres de sufrir esa ansiedad, ya que no tenemos una acción directa sobre el juego de tal manera que no estamos expuestos a tantos errores en espacios cortos, pero ya os cuento yo que he vivido en mis propias carnes la ansiedad en un banquillo. Para mí es como algo que una vez que has sufrido una vez, no hay duda que vas a volver a sufrir, requiere de mucho autocontrol y de realizar muchas acciones continuas contrarias a las que estabas haciendo para evitar que te ocurra con frecuencia.

En el artículo de hoy vamos a ver que factores influyen y como evitar que nos ocurran. Antes te dejo justo aquí debajo la opción para que entres en nuestra comunidad. No lo dudes y únete a miles de entrenadores como tú.


Características de un ataque de ansiedad

El ataque de ansiedad

mientras practicamos un deporte, en nuestro caso el fútbol es una unión de factores psicológicos y físicos unidos en un momento puntual que me impiden desarrollar la actividad que estoy haciendo de manera normal.

Sus manifestaciones son muchas, desde temblores, mareos, inquietud y necesidad de movimiento, tartamudeo e incluso colapso total que impide realizar cualquier acción. Es posible evitarlos, pero requiere de un trabajo previo.

Bajo mi punto de vista es tan fácil tener ansiedad como no tenerla, el problema es el control mental. Si habitualmente tienes pensamientos negativos acabarás teniendo ansiedad. Si tu rutina incluye pensar en positivo, estructuración de tu día, gestión del tiempo y cuidar tu salud mental y física es seguro que tus probabilidades de sufrir ataques de ansiedad disminuyan.

Ansiedad en un partido de fútbol

Factores que causan ansiedad en el fútbol

Hay múltiples factores que causan ansiedad en el futbol. Nos vamos a centrar en analizar los que producen ansiedad en nuestros jugadores, que pueden ser extrapolados a nuestra posición en un banquillo. Sin duda conocerlos nos va a permitir trabajar sobre ellos e impedir que provoquen un pico de ansiedad que se traduzca en problemas físicos y mentales durante la competición. Vamos a conocerlos:

Percepción de nosotros mismos

La percepción de nosotros mismos ante la situación que vamos a vivir es un desencadenante para que tengamos un pico de ansiedad. Imaginarnos en esa situación que no hemos vivido con suficiente frecuencia, vernos en inferioridad de opciones y sentir que no estamos preparados va a desencadenar que tengamos una elevación de la ansiedad ante esa situación.

Percepción del equipo rival

Cuando nos enfrentamos en un partido de fútbol a un rival del que conocemos o intuimos su superioridad es frecuente que esa comparación nos produzca ansiedad, nos genere un conflicto interno y nos haga pensar que somos inferiores a ellos.

Percepción del jugador rival directo

De la misma manera, es habitual que haya ansiedad en un partido de fútbol al imaginarnos situaciones en inferioridad con el rival que nos vamos a encontrar por nuestro posicionamiento en el terreno de juego. Todo va a venir generado por buscar aquellos aspectos que me hacen inferior, en lugar de buscar aquellas soluciones que me van a potenciar y hacer superior.

Percepción de situaciones del juego

Imaginar situaciones puntuales de juego, ya sea previas o en el momento de pasar a la acción me van a producir ansiedad y sin duda el error. ¿Cuántas veces has visto fallar un penalti? ¿y sacar un saque de esquina directamente fuera?. Evidentemente el gesto técnico para poder hacerlo bien lo tenemos, pero nuestra cabeza está pensando en el error y ahí se dirige nuestra pierna.

Percepción de como nos valora el entorno

El miedo a decepcionar, a las criticas o al rechazo de nuestro entorno es un factor presente que nos genera ansiedad en nuestro deporte. Las expectativas que creemos que tiene nuestro entorno de nosotros en la mayoría de ocasiones no se corresponde con la realidad. Siempre pensamos que se espera mas de nosotros que de lo que en realidad es.

Comparación con nuestro competidor directo

Dentro de un equipo de fútbol hay un factor determinante que nos lleva a tener ansiedad. La competición por un puesto en el equipo. Nos tiene que entrar ya en la cabeza que el jugador no entrena para divertirse, que también lo hace en momentos puntuales, pero el jugador entrena para jugar el partido del fin de semana. Su competición entre semana por un puesto le lleva a tener la ansiedad de no poder participar en el partido del domingo, le genera errores que dañan su autoestima.



¿Cómo podemos ayudar a rebajar la ansiedad?

Teniendo presentes los factores que generan esos picos de ansiedad que nos llevan al error podemos sin duda trabajar para evitar que estos ocurran. Aquí te dejo algunas estrategias para lograrlo:

  • Trabajo de acciones que acerquen a la realidad del momento: Esto es trabajar las acciones específicas de partido o de situación competitiva. Cuanta más experiencias tengamos del momento que nos produce estrés o ansiedad mejor respuesta tendremos.
  • Visualización de acciones que no puedan trabajarse en el terreno de juego: Hay acciones que no pueden trabajarse en un entrenamiento, como por ejemplo la presión del público, las expectativas generadas o incluso el rendimiento que voy a dar en ese momento. Visualizar esas acciones y esos momentos, valorando todo lo que puede ocurrir y la respuesta que debo tener me ayudarán sin duda a combatir la ansiedad.
  • Reforzamiento de conducta positiva: Premiar el esfuerzo, la intención y la buena práctica en lugar del resultado me van a acercar al resultado que quiero de manera más rápida que exigiendo ese resultado sin tener haber reunido aún las capacidades para hacerlo.
  • Recomendar profesionales: La figura del psicólogo deportivo está, por suerte, cada vez más implantada. Apoyarnos en ellos para trabajar con diferentes dinámicas es una manera inteligente de rebajar la ansiedad en nuestros jugadores de fútbol.
  • Afirmaciones positivas: Pensar en positivo no es algo que venga solo. Estamos muy habituados a pensar en negativo, en aquellas cosas malas que nos pueden pasar, estamos entrenados para ello… Cambiar ese hábito y empezar a pensar en positivo es una tarea complicada que requiere de concentración. Las afirmaciones positivas concretas, diciéndonos a nosotros mismos que somos capaces de lograr X objetivo, ayuda, sin duda, a tener una mente basada en la consecución de objetivos exitosos y obviar los fracasos.
  • Normalizar el error: ¿y si tuviésemos el error como una parte del proceso de aprendizaje? El error es algo que en un deporte como el fútbol va a darse. Es lógico pensar que si en un partido participo en 50 acciones, por poner un ejemplo, no vaya a acertar en todas. ¿Por qué centrarnos en esas acciones que he fallado y no centrarnos en las que he acertado?
  • Capacidad de concentración: Poner foco en lo que depende de mi, en lo que puedo controlar, en las intenciones, es algo que sin duda me ayudará a centrarme en la tarea y lograr mayor éxito y reducir la ansiedad.
Concentración al lanzar un penalti
  • Sentido del humor: En situaciones de estrés una sonrisa lo cambia todo. ¿Has fallado? ¿Cómo has podido fallar eso? Ríete…
  • Música: Escuchar la música que nos gusta antes de ese momento que me produce estrés, me va a ayudar a concentrarme, a poner foco y a lograr reducir la ansiedad.

Déjame saber tu opinión

¿Qué te produce más ansiedad como entrenador y cómo la controlas?

Víctor

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!