Si bien hace unas semanas hablábamos de la importancia de trabajar la presión tras pérdida como mecanismo defensivo y ofensivo para volver a atacar nada más perder el balón, hoy analizamos la importancia de realizar un buen contraataque una vez recuperado el balón. Esta opción de ataque no siempre va a poder hacerse efectiva, todos los equipos pueden realizarlo de manera correcta, pero es necesario trabajar el contraataque analizando sus momentos y las características de la acción. Hemos dividido el artículo en varios bloques, para que a la hora de trabajar el contraataque con tu equipo seas capaz de analizar los diferentes aspectos que debes tener en cuenta para no salir perjudicado de una acción que debe darte más alegrías que tristezas. Vamos a ello. Antes te sugiero que te suscribas al blog justo aquí debajo para que puedas estar al tanto el primero de nuestros artículos y los tips que mandamos todas las semanas.

¿qué es el contraataque?

Primeramente, como hacemos siempre, vamos a analizar el contenido que vamos a trabajar, vamos a averiguar que es y a darle nuestra propia definición, que nos permita comprender que para trabajar el contraataque debemos ser conscientes de diferentes aspectos.

El contraataque es la acción ofensiva que se realiza de manera inmediata a la recuperación de balón, intentando resolver con la máxima velocidad posible y con la máxima eficacia la acción de ataque.

Podríamos decir que se trata de ser capaces de aprovechar la desorganización del rival, que tenía la mente y la organización de su equipo en momento ofensivo y que se encuentra desajustado tras haber perdido el balón.

Mitos y verdades del contraataque

Hay varias opiniones sobre los equipos que históricamente se les ha visto trabajar el contraataque en sus partidos y se han sacado muchas conclusiones que vamos a especificar aquí, todas son conclusiones que se pueden analizar como lógicas en diferentes contextos y carentes de sentido si las analizamos desde otros puntos de vista. Verdad o mito te dejo a ti que las definas.



  • Realizado como principal arma de ataque por equipos considerados inferiores a su rival.
  • Los equipos que pasan la mayor parte del partido defendiendo utilizan el contraataque de manera más habitual.
  • El equipo que va ganando trabaja el contraataque de manera más frecuente durante el resto del partido.
  • Los equipos con jugadores grandes en sus zonas de ataque no pueden realizar contraaques efectivos.

¿Contraatacar o no?

Nos encontramos ante una pregunta clave, ya que por ende entendemos que siempre podremos contraatacar y que puede ser una manera muy efectiva de hacer daño al rival. Pero… ¿y si ese contraataque acaba en tragedia para mi equipo? Destacamos que todos los equipos deberían trabajar el contraataque como una opción de juego ofensivo, creemos que si dominas este aspecto del juego vas a salir muy beneficiado, pero es preciso que tengas en cuenta el momentum de la acción, los aspectos que la rodean y que tus jugadores sean capaces de identificar.

Cuando contraatacar

  • Robo en zonas cercanas a área rival. Es cierto que tendré pocos jugadores para realizar el ataque, pero ellos también.
  • Robo en zona de medios. Siempre y cuando tenga superioridad numérica o posicional. Con posibilidades de hacer 2vs1 en carril central.
  • Robo en campo propio. Con jugadores capaces de correr a espacios.

Cuando no contraatacar

  • Cuando he robado pero el poseedor del balón no está orientado ni con opción de pase de cara que me permita atacar antes del repliegue rival. La precipitación me hará perder el balón.
  • Cuando mi equipo no encuentra superioridades ni posicionales ni creándolas con conducciones.
  • Cuando el riesgo del contraataque es mayor al beneficio que voy a poderle sacar. Por ejemplo con un marcador ajustado en minutos finales de partido en el que mi equipo puede estar cansado y me conviene mantener la posesión de balón en zonas alejadas a mi portería.



Organización del contraataque

El contraataque no debe ser una acción dejada al azar a mis futbolistas, debe verse el trabajo que hay detrás, las horas de entrenamiento y los mecanismos automáticos que quiero implantar en mi equipo. A continuación vemos las actuaciones que no debes olvidar entrenar con tus jugadores para trabajar el contraataque

  • Carriles. Divide el campo en tres carriles y opta por dirigir el contraataque por carril central. Esto ampliará tu espacio de ataque e incrementará las opciones.
  • Conducciones. Las conducciones deben darse en este tipo de acciones, atraer rivales y saber soltar el balón en el momento justo es algo que debes tener en cuenta cuando trabajes el contraataque.
  • Desmarques de ruptura. Atacar la espalda de rival genera la profundidad que necesita la acción.
  • Regate en acciones de igualdad numérica, me permite obtener la superioridad que me dará facilidades para una mejor finalización.
  • Reduce número de pases. Solo los estrictamente necesarios para lograr o bien superioridades o profundidad.

Organización defensiva cuando contraataco.

Cuando realizamos un contraataque debemos ser capaces de hacer entender a nuestros jugadores que este tipo de acción al ser muy rápida puede producir desajustes defensivos si perdemos el balón. Al producirse en algunas ocasiones permuta de posiciones para generar espacios, la posterior perdida y transición defensiva puede verse en una situación comprometida. Para ello conviene establecer automatizaciones con los jugadores que no participan.

  • Juntar líneas en torno a la zona por la que se lleva el ataque. Es decir, bascular hacia la zona fuerte.
  • Cercanía a posibles jugadores generadores de ataque rival.
  • Vigilancias a jugadores de zonas alejadas.
  • Perfiles orientados de manera lateral, o bien para anticipaciones o para correr a espalda si hay despeje o balón largo de rival.

Aquí te dejo un video en donde un contraataque 3vs3 perjudicó al rival al verse desorganizado defensivamente. Hasta tal punto de quedar eliminado de la Copa de España.

Desorganización defensiva en contraataque

Ejercicios para trabajar el contraataque

A continuación te dejo algunos ejercicios que pueden inspirarte para crear otros que se adapten al contexto y realidad de tu equipo

Acciones en superioridad
Acciones en igualdad
Orientación contraataque
Repliegue intensivo

Aspectos indispensables para trabajar el contraataque

Hay algunos puntos indispensables que debes tener en cuenta cuando quieres trabajar el contraataque con tu equipo, sin duda, si las tienes en cuenta verás que tu equipo progresa en este aspecto y puede darte más de una alegría en los partidos al ver reflejado el trabajo sobre el campo.

  • Acostumbra a tus jugadores a contar rivales. Algo que parece una tontería como ver si al robar tengo muchos jugadores rivales, me puede llevar a identificar si mi contraataque va a tener éxito.
  • Trabaja la toma de decisión. Con ejercicios básicos de superioridades y en igualdad.
  • Entrena las conducciones a máxima velocidad, indispensables para atraer rivales y encontrar jugadores libres que me hagan progresar.
  • El regate como opción para generar hombre libre en ataques en igualdad. Ten en cuenta que debe trabajarse en carrera.



Como frenar un contraataque

Cuando veo al equipo rival que tiene la capacidad de realizar contraataques de manera fluida y efectiva, me gusta activar en mi equipo las siguientes actuaciones. Pueden o no servirte a ti, dependerá de tus preferencias y del contexto actual de tu equipo.

  • Press tras pérdida al jugador que ha recuperado el balón y a cercanos. 3 segundos máximo. En ocasiones este aspecto lo elimino, no tiene sentido realizar presión tras pérdida si el rival tiene la capacidad de ser muy vertical y salir de presión de manera sencilla.
  • Orientación de ataque rival a lateral rápido. Siempre determino que lateral tengo en el campo más rápido, que pueda acompañar la jugada hasta el final y oriento el ataque del rival hacia ese lado.
  • No entrar a robar balón, si no entro a robar, no hay regate. Se activan las temporizaciones cuando hay un contraataque rival.
  • Repliegue intensivo a zonas cercanas a mi área. Si bien he reducido espacio llevando al rival a banda, debo reducir su capacidad de ser profundo por lo que llevo a mi equipo a zonas muy cercanas a mi área.
  • Organización de la línea defensiva ante centro lateral.
  • Llegada obligatoria de medios a zona de rechace.

Conclusiones

Como en todo lo que hacemos los entrenadores, hay un trabajo detrás de muchas horas, mucho tiempo para planificar, pensar y organizar tareas, que en muchas ocasiones no se logran ver reflejadas en el campo. Ante esto lo único que podemos hacer es seguir trabajando duro para lograr que se vea. En equipos que quieren manifestar en su juego el contraataque este trabajo debe ser muy metódico, estableciendo los puntos fuertes del equipo y junto con tu cuerpo técnico establecer la zona que debo atacar y la organización defensiva posterior para no verme perjudicado.

¡Quiero saber tu opinión!

¿Qué aspectos crees más importantes en el trabajo de contraataque con tu equipo?

Nos vemos también en redes sociales. Búscanos en @misamistosos

Si te perdiste anteriores artículos puedes entrar al blog.

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!