¿Cómo diseñar una sesión de entrenamiento? Es una pregunta frecuente en el mundo del deporte, si os soy sincero es la pregunta más difícil que me han hecho nunca y soy consciente de que sería necesario otro formato para analizar este tema y dar a conocer todos los entresijos que rodean a la sesión de entrenamiento.

En este artículo vamos a aprender a ser capaces de diseñar una sesión de entrenamiento teniendo en cuenta varios aspectos que no debemos olvidar y que la mayoría obviamos al sentarnos a planificar un entreno. No es un artículo en el que te enseñemos que hay que calentar, realizar un trabajo técnico o táctico, para eso tienes artículos y muy buenos en internet que seguro que pueden darte alguna idea. Aquí queremos incidir en la mentalidad que debes adoptar para poder realizar una sesión de entrenamiento. Lo mismo no es para tí, ya que piensas que no es importante, desde luego para mi lo es y por eso quiero compartirlo contigo.

Antes, como siempre y es mi obligación te recomiendo que te suscribas a nuestro blog, creo que el saber no ocupa lugar y si hay una plataforma que con frecuencia aporta su punto de vista y te da tips para tu mejora como entrenador sería egoísta por mi parte no ofrecerte formar parte de ella. Puedes hacerlo aquí debajo.

Sigamos entonces…

Análisis de mi club y de mi equipo

¿Qué tendrá que ver mi club y mi equipo con una sesión de entrenamiento?

Pues tiene que ver y mucho, el club, tu entorno y tu equipo te exigen dar un determinado nivel en tus entrenamientos y en tu planificación. Si no tienes unos esquemas y unos valores determinados que te hagan salir constantemente de tu zona de confort te va a costar crecer como entrenador. Debes tener claro que si tu entorno no te exige debes ser tu el que te exijas dar tu mejor versión en cada aspecto, continuamente. Analiza si estás en un club exigente y si no lo estás, planteate un cambio, lo más importante es que salgas de la comodidad cada semana y si no tienes la autoexigencia suficiente es necesario que la encuentres.

Autoexigencia en la preparación de entrenamientos

Al encontrarte en la línea de autoexigencia verás que analizas más cada aspecto del entreno y buscas la excelencia, clave para lograr que tus jugadores mejoren. Si tú tienes un listón continuamente en ascenso sabrás y te verás capacitado para exigir a tus jugadores que den su máximo nivel en cada ocasión.



Tus jugadores

No paro de sorprenderme al ver que muchos entrenadores quieren encontrar los ejercicios milagro de entrenamiento para trabajar X aspecto del juego. Es seguro que si no adaptas los ejercicios que veas por internet no vas a conseguir resultados con tus jugadores. Cada equipo es diferente, cada jugador es diferente y el contexto en el que te encuentras es diferente. Cada ejercicio cuenta con una parte técnica, física, táctica y emocional, que debe ser tenida en cuenta. Desde aquí siempre hemos apostado por aprender a entender a tus jugadores, ver lo que necesitan y diseñar tus ejercicios desde cero, por eso siempre ves en artículos como este o como este ideas de ejercicios que son fácilmente adaptables a tus jugadores y sobre todo que buscan inspirar para poder crear ejercicios nuevos.

Es importante primeramente analizar que jugadores tienes, el nivel de tus deportistas, su implicación y constancia, si son trabajadores o por el contrario les cuesta activarse. Todos estos son aspectos que te darán la indicación de por donde iniciar un entrenamiento, de cómo enfocar la sesión y de cómo dirigirla. ¿Jugadores más perezosos que requieren motivación continua? Charla previa al entreno determinando los objetivos y las mejoras a obtener, juego de activación y a trabajar. Si tus jugadores no entrenan bien, siento decírtelo, pero es por tu enfoque de entrenamiento, por tu planteamiento de sesión y por la dirección de los ejercicios.

Tu contexto actual

Analiza el momento que vives dentro de tu equipo, los resultados que has tenido últimamente y el momento emocional que tienen tus jugadores. Esto te ayuda a afrontar la sesión de entrenamiento desde una base sólida que te permite modificar ejercicios, modificar tu manera de dirigir el entrenamiento y determinar los objetivos que quieres conseguir en esta sesión de entrenamiento. Si vienes de varias derrotas seguidas, un estado anímico en decadencia, inseguridades… ¿Crees que sería bueno olvidarse de los objetivos durante unos días? La presión no se cura con presión, se cura con fortalezas, trabaja en tus fortalezas y en las del grupo para lograr cambiar la dinámica del equipo, lograr adquirir entereza y autoestima en cada uno de los miembros de la plantilla te sacará del camino cuesta abajo que lleva el equipo y debe verse reflejado en cada uno de los ejercicios de los entrenamientos.

Planificación semanal

Si has seguido los consejos que ofrecemos habitualmente habrás desarrollado una planificación anual, con los objetivos que quieres conseguir en la temporada, los habrás dividido en meses y temporizado en la planificación semanal. Es momento de seleccionar esos objetivos en cada sesión de entrenamiento, dejando un espacio para cumplir con la planificación y otro para los objetivos de la semana que han surgido tras la disputa y posterior análisis del partido. De esta manera analizando el contexto actual que estás viviendo con tu grupo puedes determinar qué ejercicios serán los correctos para lograr mayor asimilación de conceptos y de qué manera deberás dirigirlos para conseguir integrarlos emocionalmente en tu equipo.

pensar
Planificación

Flexibilidad de contenidos

Muchos entrenadores se sienten presos de su planificación, realizaron una planificación a 9 meses en el mes de agosto y se dan cuenta que no está bien, que hay conceptos que su equipo no logra asimilar, les come el tiempo y no avanzan. Además la presión de la competición, los últimos resultados y los padres o la directiva les están metiendo en un clima que les deja muy mal sabor de boca cada semana. Y con todo esto son presos de su planificación…

¿Te has planteado que seguramente hayas planificado mal? no pasaría nada, no eres peor entrenador por darte cuenta y poner solución. Estás a tiempo de darle solución. Se flexible en tu planificación de objetivos, repasa lo que ya trabajaste en su momento y tu equipo no lo ha integrado. Si estás sufriendo en la competición vuelve a los aspectos defensivos. Te dejo dos artículos que hemos hecho recientemente. Aquí y aquí. El trabajo defensivo aporta seguridad al equipo y fomenta la creatividad en ataque. Te sientes protegido y te libera emocionalmente para atacar con más determinación.

Una tarea que a mi me gusta realizar una semana al mes, es una evaluación de contenidos, evaluar mediante un ejercicio global los aspectos que he trabajado en el mes, de tal manera que puedo ver de manera genérica si los contenidos que he trabajado en ese mes se han integrado.



Sesión de entrenamiento tipo

Para terminar este artículo me gustaría dejarte una sesión tipo teniendo en cuenta las siguientes características de mi equipo, para que veas que no tendría nada que ver si mi equipo variase en alguna de esas características, tendría que primeramente analizar y diseñar la sesión en base a esos criterios. Las características de mi equipo serían:

  • Equipo que tarda en activar en los entrenamientos. Entrenamos a primera hora de la tarde y les cuesta integrarse en el entreno.
  • Equipo que viene con una dinámica de derrotas en las últimas 2 jornadas. Llegamos bien a zonas de ataque pero fallamos en la finalización.
  • Anímicamente estamos bien, es un grupo sólido y unido. Trabajan con intensidad.
  • Último entrenamiento de la semana.

El objetivo del entrenamiento será trabajar la finalización, el objetivo marcado en la planificación es mejorar la conducción y el regate.

Vamos con el ejemplo:

Calentamiento general, con juego de activación + juego de velocidad y cambio de ritmo.

Con balón acciones 1vs1 en espacios cortos. Estiramiento balísticos.

Acciones de finalización, centro y remate con 1 defensor y 3 atacantes.

Acciones de finalización, pase interior vs portero.

Partido condicionado, extremos y laterales en campo contrario deben realizar 1vs1 siempre.

Conclusión

En muchas ocasiones no dedicamos el suficiente tiempo a analizar las condiciones actuales de nuestro equipo, volviéndonos presos de una planificación y dando por buenas las sensaciones que tenemos en ese momento. Analizar el estado actual de tu equipo, de manera pausada y lo más objetiva posible te dará mucha información para afrontar el trabajo de la semana con éxito.

¡Quiero saber tu opinión!

¿Qué aspectos tienes en cuenta a la hora de elaborar una sesión de entrenamiento? Déjamelo en los comentarios.

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!