Una de las excusas más escuchadas al momento de opacar el fútbol femenil, es el aspecto físico. De ahí que hoy quiera enfocarme en la preparación física en el fútbol femenino.

Con la frase de “la mujeres no tienen el físico de los hombres” algunas personas se han encargado de restarle importancia a ésta categoría del fútbol. Justo por eso, voy a hablar de algunos aspectos físicos de las mujeres que se dicen que “afectan”, pero que si son bien trabajados y analizados veremos que no.

¿Preparado para tumbar mitos? ¡Empecemos!

Diferencia de la Preparación física en el fútbol femenino, con el futbol masculino

Crítica al rendimiento físico de las mujeres

De forma muy injusta, y tomando como referencia datos muy mal fundamentados; el fútbol femenino ha sido cruelmente atacado por el rendimiento físico de sus jugadoras, lo que ha provocado de forma sistemática un rechazo a su fútbol.

Pero ¿A que nos referimos con datos mal fundamentados? Pues, antiguamente, la mayoría de los análisis o pruebas que se realizaban en el fútbol femenino, estaban destinadas a chicas que no estaban bien preparadas físicamente; por lo tanto, era de esperarse que los resultados de esas pruebas no fuesen los mejores.

Sabiendo que esos resultados venían condicionados, y que sumado a eso, a día de hoy, la preparación física en el fútbol femenino es MUCHÍSIMO más elevada, podemos decir claramente que las evaluaciones pueden mejorar radicalmente y mostrar una realidad distinta a la que siempre se ha vendido.

Con esto, tampoco vamos a mentir y vamos a decir que el rendimiento físico de los hombres es menor al de las mujeres, científicamente se ha demostrado que no es así. Sin embargo, si podemos afirmar que el fútbol femenino tiene ciertas características muy similares al fútbol masculino, y que entrenamientos más desarrollados y específicos puede hacer que esas diferencias se reduzcan.

Situación actual de las jugadoras en términos de preparación física

Hoy en día el fútbol no es el mismo de hace unos 15/20 años. A diferencia de las épocas pasadas, los clubes de fútbol invierten grandes cantidades de dinero en mejorar y optimizar a sus equipos.

Sin embargo, los esfuerzos no son los mismos en el fútbol femenino. Por razones que ya hemos discutido en otros artículos, el fútbol femenino con todo y sus grandes avances, sigue están unos cuantos peldaños por debajo –en importancia y dedicación– que el fútbol masculino.

De ahí que no sea extraño encontrarse con equipos de fútbol que no cuenten con la categoría de fútbol femenino, con equipos “importantes” de fútbol femenil que no cuentan con buenas instalaciones para entrenar, con campos de juego que son un desastre, que los tiempos de entrenamiento – Y por lo tanto de preparación física– sean muy cortos y poco profesionales; o grupos de fútbol femenino muy mezclados, es decir, jugadores de diversas edades en un mismo equipo porque no hay suficientes para armar uno solo, jugadoras inexpertas con elites… y mucho más.

Ahora bien, como siempre digo, no todo  puede ser tan malo. Aunque el camino por recorrer es enorme, ya hay equipos que cuentan con profesionales de primer nivel que buscan realmente potencias sus categorías de fútbol femenil. Y es justamente gracias a ellos que hoy podemos tumbar esos mitos que tanto daño les hace a las futbolistas, gracias a sus evaluaciones de los aspectos físicos de las mujeres.

Conozcamos esos aspectos físicos que fueron mal evaluados, y veamos cómo se pueden mejorar algunos de ellos.

  1. Resistencia

Para el 2009, las pruebas de resistencia en las mujeres arrojaban valores que afirmaban que la resistencia aeróbica en las futbolistas es mucho menor que la de los hombres. Sin embargo, estudios más recientes –incluso algunos no tan recientes– han demostrado que eso ya no es así.

Un análisis realizado a la selección femenina de Dinamarca, mostró que varias de sus jugadoras –Las mejores entrenadas– mostraban valores de resistencia MUY similares al de los hombres.

Tras un plan de entrenamiento cuya duración fue de 15 meses, las jugadoras de la misma selección danesa, las menos entrenadas, lograron equiparar sus valores al de las jugadoras con mejor nivel; al mismo tiempo que, tanto las mejores entrenadas como las peores, alcanzaron aproximadamente el MISMO valor que el de los hombres.  

Preparación física en el fútbol femenino, en el futbol moderno
  • Flexibilidad

La flexibilidad, es otra característica física de las jugadoras de fútbol que tiende a subestimarse. Uno de los motivos que afirman éste hecho (sin evidencia científica previa) es que no se acostumbran a ver de forma tan seguida goles acrobáticos o movimientos muy elásticos en jugada… como pueden ver, motivos absurdos.

Estudios realizados en el 2002, demuestran que en el caso de los hombres, la flexibilidad se pierde con los años. Sin embargo, en el caso de las mujeres no. Esto demuestra que a pesar del motivo sin sentido que se consideró en estos años, las mujeres SON SUPERIORES en éste aspecto físico.

Igualmente, el factor de la flexibilidad no es factor fundamental en la práctica del fútbol, pero si se recomienda -tanto en hombres como mujeres- su fortalecimiento y ejercitación en el caso de presentar una flexibilidad escasa.

  • Fuerza

En el aspecto de la fuerza, sucede algo similar que en la resistencia. Los pocos estudios que se han realizado, demuestran que las jugadoras presentan menor fuerza que los hombres.

Estos resultados han sido respaldos, por ejemplo, ejecuciones de carácter explosivo. Donde se ve la carencia del fútbol femenino, y donde esto se valora como un problema ya que afecta de forma directamente proporcional el rendimiento del futbolista y aumenta la capacidad lesionarse.

Ahora bien, no todo es negativo. La selecciona danesa de fútbol femenino, pionera en estos estudios de rendimiento físico y preparación física en el fútbol femenino, realizó planes de entrenamiento de 15 meses, en los cuales se vio una mejora significativa en TODAS las jugadoras.

En este caso, se les propone a los entrenadores que se establezcan planes de trabajo de fuerza básica en gran medida, y planes de trabajo específicos en menor cantidad. Con el tiempo, se puede hacer una inversa de la planificación. Trabajo específico en mayor medida, y trabajo de fuerza básica general en menor.

Igualmente, a las jugadoras con más problemas, se les puede establecer rutinas individuales.

  • Velocidad

Junto con la fuerza, la velocidad, por temas biológicos, es el otro aspecto de la capacidad física femenina donde las mujeres se ven afectadas.

En este caso particular, tal como ocurre, insisto, con la fuerza; es importante mejorar el problema debido a que afecta de forma importante el rendimiento de la jugadora, y más con el fútbol que se practica hoy en día.

A pesar de que la velocidad puede verse “sustituida” por una buena técnica, en un fútbol donde lo físico premia tanto, mejorar la velocidad de las chicas es ideal para tener un buen rendimiento.

Se les recomienda a los entrenadores hacer entrenamientos fraccionados en los que se cambie de intensidad y aumente la potencia aeróbica. También se recomienda realizar ejercicios de fuerza que mejoren la musculatura y por lo tanto fortalezcan las piernas.

Preparación física en el fútbol femenino actual

Otros aspectos que afectan la preparación física de las mujeres

  1. Lesiones

La preparación física y las lesiones son dos palabras que rara vez van por separado. Mala preparación física, pocas lesiones. Pocas lesiones, buena preparación física. Tan simple como eso.

Estudios realizados en diferentes equipos de fútbol femenino español, demostraron que las lesiones en esta categoría son mucho mayores que en el masculino. Especialmente la del ligamento cruzado de las rodillas. Por cada futbolista que sufría dicha lesión, 3 mujeres la padecían.

Esto, en cierta forma, tiene mucho sentido. Las causas de ésta lesión provienen en su mayoría por falta de fuerza en músculos flexores y extensores de la rodilla, mayor laxitud ligamentosa e hipertensión de rodilla; todos estos factores están vinculados con directamente con la fuerza.

De ahí que las mujeres estén OBLIGADAS a potenciar dicho factor. Las lesiones impiden la mejora física de sus cuerpos, y sin preparación física, las lesiones aparecen. Es un círculo vicioso que hay que romper.

  • Nutrición

La nutrición es otro factor que afecta la preparación física de las mujeres debido a su mal o nulo planteamiento.

En muchos equipos, la nutrición es algo que ni se llega a mencionar; y debido al impacto que esta tiene en el cuerpo debería ser obligatorio trabajarla. Por ejemplo, las futbolistas tienen tendencia a altos porcentajes de grasa corporal. Esto puede evitarse sin mucho problema a través de un plan de pérdida de peso, y con entrenamientos aeróbicos.

Conociendo las virtudes y aspectos problemáticos del físico de las mujeres futbolistas, la nutrición, bien dirigida, pueda evitar lesiones y potenciar su cuerpo.

  • Menstruación

Un mito, que ya adelanto, no es tan mito porque se comprobó que era cierto; es que la menstruación tiende a ser un problema a nivel físico para las mujeres futbolistas.

Investigaciones realizadas al equipo femenino de la selección sueca, demostró que hay más riesgo de lesión en aquellas futbolistas que entrenaban o se ejercitaban en la fase premenstrual y menstrual.

Igualmente, aunque no se ha demostrado a profundidad que el rendimiento físico de las mujeres disminuye en estas fases menstruales. Si se observó que al tratarse de ejercicios o entrenamientos prolongados las mujeres sí parecen menos capacitadas a los esfuerzos largos.

De ahí la importancia de adaptar los ejercicios a estos ciclos menstruales dentro de las posibilidades. Entrenamientos de menor intensidad para aquellas jugadoras que tengan molestias, e incluso ejercicios individuales y específicos en caso de ser necesario.

La dieta/nutrición también es un factor que debe trabajarse durante el período de menstruación.

Consideraciones finales sobre la preparación física en el fútbol femenino

Como pudimos ver a lo largo del artículo, la preparación física en el fútbol femenino es algo que debemos desarrollar con la mayor rigurosidad posible si queremos evitar lesiones, y potenciar a nuestras jugadoras. Incluso, mi recomendación es que la preparación física en el fútbol base debe ser nuestro primer objetivo una vez empezamos a entrenar. Debe ser nuestro punto de partida.

El éxito de las jugadoras y por tanto de tu equipo, depende en gran medida de ello. Estudia su cuerpo, conoce que las afecta y que las potencia; analiza los mejores entrenamientos, y de ahí en adelante solo observa como todo mejora… ¿Simple, no?

Para más artículos de fútbol femenino, visita nuestra blog y deja en la sección de comentarios sobre que te gustaría que habláramos.

¡Nos vemos en una próxima entrega!

No olvides seguirnos en nuestras redes (FacebookInstagram) 😉 

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!