Una nueva temporada empieza y con ella nos trazamos objetivos a seguir de cara hasta el final. Nuestros jugadores ya vienen descansados y frescos para las nuevas exigencias y ejercicios de fútbol adaptados a estos objetivos planteados.

Cumplir los objetivos iniciales será nuestra labor como entrenador, y estos los tenemos que basar  de acuerdo a una meta. Sea ascender de categoría, sea ganar el campeonato, mejorar el rendimiento, entre muchos otros.

Sin embargo, en el camino nos podemos encontrar obstáculos que hacen que modifiquemos un poco estos objetivos a seguir y tengamos que poner un poco de nuestra actuación. A continuación vamos a hablar de ello en 7 claves.

Cumplir los objetivos iniciales será nuestra labor como entrenador, y estos los tenemos que basar  de acuerdo a una meta
Cumplir los objetivos iniciales será nuestra labor como entrenador, y estos los tenemos que basar  de acuerdo a una meta

Objetivos marcados al inicio de la temporada

El entrenador de fútbol es quien fija los objetivos de cara a la temporada. Estos tienen que ir en sintonía con una meta que beneficia al equipo.

Si al final de la temporada pasada faltó poco para lograr ascender de categoría, pues el objetivo de la presente temporada tiene que ser el ascenso; si logramos mantener la categoría, pero nos perjudicó en el físico, pues los objetivos tienen que ir cónsonos con los entrenamientos y el trabajo físico.

Son tantos los motivos que hay para trazar y cumplir objetivos de la temporada, que en esta ocasión daremos 7 claves para tener un criterio a la hora de establecer los objetivos de la temporada.

  • 1) ¿Qué funciona y qué no funciona en el equipo?

Bien, lo primero que hay que hacer antes de trazar objetivos a seguir es evaluar qué funciona y qué no funciona en el equipo.

Por eso es importante llevar registro de los entrenamientos en un diario de logros, llevar la constancia es sumamente importante para ver cómo empezó el equipo y cómo terminó el equipo a fin de temporada.

Tienes que evaluar bien si tu táctica te favoreció en momentos puntuales o a lo largo de la temporada, eso te permitirá saber si los objetivos a seguir van en el curso deseado
Tienes que evaluar bien si tu táctica te favoreció en momentos puntuales o a lo largo de la temporada.

Necesitas rescatar aquellas acciones que aplicaste y te resultó en toda la temporada, reforzar aquellas que viste que te funcionaron pero que no se continuaron; por otro lado, descartar aquellas acciones que perjudicaron de alguna manera el rendimiento o que no haya hecho nada con los jugadores.

Algunos ejercicios de fútbol, refuerzos, táctica, o si faltó complementar este ejercicio con esto otro, y así que tú consideres traerá resultados favorables para el equipo de cara a la temporada.

  • 2) Aspectos a mejorar en la táctica y en lo físico

Lo segundo que tienes que evaluar es tu estrategia. Tienes que evaluar bien si tu táctica te favoreció en momentos puntuales o a lo largo de la temporada, si los posicionamientos te favorecieron, tu plantilla en qué estado anímico llega, entre otros aspectos a evaluar.

En lo físico tendrás que incorporar ejercicios de fútbol para buscar un objetivo en concreto a nivel físico. Si quieres incrementar el aguante de tus jugadores, complementa los entrenamientos con sesiones de resistencia, por ejemplo.

Desde lo táctico, también necesitas establecer un objetivo concreto. Digamos que en la temporada pasada, las asistencias y pases no cumplieron las expectativas, así que tienes que incorporar más prácticas de toque de balón, tiros largos; o si quieres mejorar la marca, porque te marcaron más de 5 goles, hazlo.

Pero nota que estas decisiones obedecen a lo que se trabajó en la temporada pasada, así que nunca olvides llevar un diario de registros de tus entrenamientos y partidos, para que lo tengas en cuenta.



Evaluando el progreso

  • 3) Llevar registro del progreso

Y sí, no me voy a cansar de repetir que lleves tu diario de progresos. Sé que suena cansino, pero la intención está en que conviertas esto en un hábito que salga casi automático.

Vamos a suponer que ya empiezas la temporada y luego de unas jornadas, evalúas el progreso. La llamada de atención está en ver un descenso del rendimiento, pero un descenso notable.

Antes de llegar a ese extremo que va a afectar los objetivos a seguir en la temporada, evalúa. Aquí es donde te puedes tomar una pequeña libertad en actuar a favor del equipo, en incorporar más entrenamientos por un periodo de tiempo y luego retomar el cauce natural que has establecido al inicio.

Registra esto también, muy importante. Y también acostumbra a tus jugadores este hábito, que ellos mismos también lleven su propio diario de logros que les servirá como refuerzo positivo de cara a los entrenamientos y a los partidos.

  • 4) Trazando metas alcanzables al corto plazo

Ahora, no todo es un plan secuencial y lineal donde si logro el objetivo específico A, puedo seguir al B y ya, ¡pum! Ganamos la temporada. Nada que ver.

Cumplir objetivos no es el fin, el fin es hacer que tus jugadores crezcan de manera física, deportiva, mental y se cultiven en valores. Con esto busca trazar objetivos alcanzables.

Hazte una pregunta: ¿qué quiero lograr con el equipo esta temporada? Ese es tu objetivo principal. Y ahora surge la siguiente: ¿cómo lo voy a lograr? Aquí sí tienes que trazar varios objetivos específicos que llevaran a ti y a tu equipo a la meta.

Los objetivos específicos busca hacerlos lo más específico posible. Es decir, que puedan lograrse de manera realista, estén ajustados a la realidad del equipo y tus jugadores. Durante la temporada pueden surgir nuevos objetivos específicos, y a veces surgen otros que atienen a una necesidad del momento.

Pero el mensaje está en que los hagas de manera realista, que refuercen a tus jugadores, que no se desmoronen y salgan a darlo todo a la cancha.

Los entrenamientos adaptados a los objetivos a seguir

  • 5) Más calidad y menos intensidad
Que tus entrenamientos sean de calidad no significa que tengas que sacrificar la totalidad de la intensidad. Objetivos a seguir
Que tus entrenamientos sean de calidad no significa que tengas que sacrificar la totalidad de la intensidad.

Como entrenador de fútbol, a niveles de fútbol base, busca que tus entrenamientos tengan más calidad y menos intensidad.

Esto es como el valor agregado que incorporas a tus entrenamientos. Si ves necesario incluir video análisis en los entrenamientos, hazlo; si tus jugadores visualizan mejor que atendiendo directivas habladas, busca una pizarra como soporte; ¿quieres que tus jugadores respeten al colegiado y jueguen limpio? Tómate unos minutos extra para enseñar sobre deportividad y juego limpio.

De este modo añades ese extra de calidad a tus entrenamientos y no todo se queda en mejorar físicamente. Usa también refuerzos, sean positivos, negativos o neutros, según veas conveniente. Por supuesto, con moderación.

Pero, ¡ojo cuidado! Que tus entrenamientos sean de calidad no significa que tengas que sacrificar la totalidad de la intensidad. ¡Cuidado, que os pillo!

  • 6) Toma nota de la manera de trabajar de tus referentes

No está de más recordaros que el entrenador de fútbol no es único, somos una comunidad. Y como comunidad, nos apoyamos los unos a los otros, especialmente a los que se inician.

Y así es como surge nuestra comunidad de Mis Amistosos, un espacio donde compartir conocimiento para entrenadores y para los iniciados. ¡Así que no dudes de seguirnos en nuestras redes!

Al ser parte de esta comunidad, compartimos información entre pares y nunca se duda en tomar notas de la manera de trabajar de otros entrenadores.

Esto te puede servir como referencia al trazar los objetivos a seguir en la temporada. Digamos que esto es una especie de aprendizaje colaborativo, donde todos aportan lo que saben, y con ello nos hacemos nuestra propia forma a aplicar en nuestro equipo.



Las etapas finales de la temporada y nuestros objetivos propuestos

  • 7) Consulta con tus pares

Ya a final de temporada, con tu diario de logros bien lleno, ya sin cumplir objetivos y con las enseñanzas que esta temporada dejó, pues antes del parón veraniego viene una revisión de lo ocurrido en la temporada.

Las rivalidades se fueron a tomar un descanso y aprovecha para consultar con tus pares, sobre todo si eres entrenador primerizo.

Indaga en el modo de trabajo de tus pares, qué cambios hicieron en la temporada, ¿plantearon objetivos a seguir similares a los tuyos? Y todo este tipo de cuestiones para cerrar el ciclo y dejar un buen registro para la siguiente temporada.

Esto no se limita solo a final de temporada, también en temporada pide consejo para tener una opinión ajena al entorno de tu equipo. A veces resulta beneficioso ver cómo ven a nuestro equipo sin conocer el funcionamiento interno de éste.

Consideraciones finales

Y así, con estas simples acciones, puedes mejorar como entrenador de fútbol tanto a nivel profesional como personal. Las consecuencias serán sobre todo positivas y mucho más si cumples con los objetivos a seguir de la temporada.

Como vimos, con estas 7 claves te puedes hacer una mejor idea sobre el planteamiento de los objetivos iniciales de cara a la temporada. Que durante ésta pueden surgir algunos nuevos objetivos para llevar una situación temporal, está bien.

Hay que guardar cierta flexibilidad con los objetivos que se plantean. Mucho mejor si eres consecuente con tus acciones y palabra, pero también considerar que hay situaciones que se escapan de nuestro control y necesitamos actuar en el momento, algo que hay que considerar.

Considera esa flexibilidad, ese margen de libertad que, por ejemplo: ves que necesitas incorporar un par de ejercicios de fútbol para mejorar el tiro al arco pero dentro de tus objetivos específicos no están. Los incorporas y ya, porque es algo que entra de ese margen de libertad que estableciste.

¡Y nada más! Dejamos la entrada hasta aquí y podemos continuar analizando sobre este punto. Si te interesa, háznoslo saber en la caja de comentarios.

¡Pregunta para ti! ¿Eres flexible o rígido con los objetivos que trazas a comienzo de temporada?

Te recuerdo seguirnos en nuestras redes y nos vemos en otra ocasión, con otra entrada algo dedicada para los jugadores Cristiano Ronaldo que tengas en tu equipo. ¡Chao, nos vemos!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!