A partir de una frase célebre de Michael Jordan nos preguntamos: ¿el talento individual gana partidos o el trabajo en equipo para ganar campeonatos? La mayoría estaría de acuerdo en que el equipo siempre va por encima del jugador… pero no siempre es así.

Para lograr que un equipo de fútbol funcione, juntando jugadores de distintos orígenes, formaciones, maneras de pensar y ambiciones, es muy complicado.

Como entrenadores necesitamos escoger a los más capaces, los más dispuestos, y con el talento individual para que el equipo funcione y gane campeonatos. En la entrada de hoy vamos a analizar estos puntos.

Un jugador gana partidos, un equipo gana campeonatos

  • Ventajas y desventajas del individual
Talento individual gana partidos o el trabajo en equipo para ganar campeonatos
Necesitas considerar las necesidades de tu equipo de fútbol. ¿Qué refuerzo necesitas? ¿Hacen falta más jugadores ofensivos, de marcación o de posesión?  Evalúa primero las necesidades tácticas, y así sabras que debes explotar.

El fútbol es un deporte de equipo. Cada uno de los jugadores cumple un rol dentro del ordenamiento en la cancha, tiene unas funciones muy claras y se trabaja en asociación, de ahí que el nombre completo de la disciplina sea fútbol asociado.

Sin embargo, para sacar adelante un equipo de fútbol se necesitan buenos jugadores; jugadores con disposición a competir, a asistir a los entrenamientos y a mejorarse ellos mismos. Aquí es donde hablamos de tener un jugador con talento individual para ganar partidos.

Cuando captamos un jugador con talento, examinamos su disposición en el partido, indagamos cómo se comporta en los entrenamientos para inferir un poco su disciplina, qué valor positivo aporta al equipo y su relación con sus compañeros. Esta sería, en palabras generales, la ventaja de traer talento deportivo al equipo.

No obstante, hay que ser muy vigilantes con los jugadores que exhiben un gran talento individual y ganan partidos gracias a ello. Puede creerse indispensable, el centro del equipo, puede crear bandos en los vestuarios y otras incidencias que el entrenador necesitará canalizar hacia el equipo y no hacia el jugador en sí mismo.

  • El equipo en sintonía

Todo equipo de fútbol necesita un objetivo común. Como entrenadores buscamos crear un equipo, no un grupo de trabajo. El equipo necesita un objetivo, una meta compartida por todos los jugadores.

Esta tarea lleva mucho componente de psicología deportiva y necesitarás asistencia para lograr los resultados que buscas con tu equipo.

Juntar cada pieza individual y ponerlas a trabajar en sintonía, y con una meta clara y trazada desde el inicio de la temporada, es el trabajo que ocupa al entrenador en los entrenamientos, reuniones con los jugadores, partidos y charlas en los vestuarios. Una vez que logras esto, verás que tu equipo será más competitivo.

Capacidad y talento individual del jugador para entrar en el equipo

Vamos ahora a analizar un poco la manera de escoger jugadores con talento individual para el equipo.

Lo primero que hay que tener claro es buscar jugadores con disposición para el rendimiento. Este es nuestro objetivo, y los objetivos específicos son disposiciones específicas para:

  • Soportar tandas largas con y sin balón
  • Hacer cambios de ritmo siguiendo la dinámica del partido
  • Luchar uno contra uno por el balón y para dar ventaja al compañero
  • Resistir condiciones climáticas adversas

Estos cuatro puntos no los podemos evaluar con un examen o prueba estándar, no, hay que observar. La experiencia ayuda a detectar el talento individual de un jugador.

Por otro lado, también necesitamos considerar las necesidades de nuestro equipo de fútbol. ¿Qué refuerzo necesito? ¿Necesito más jugadores ofensivos, de marcación o de posesión?  Evalúa primero las necesidades tácticas, si en base a tu táctica requieres otro jugador, o si a base de entrenamientos puedes formar a los jugadores que tienes para evitar el fichaje.

Y no podemos dejar de lado la capacidad del futbolista para el trabajo en equipo. Uno capaz de dejar a un lado récords y logros personales por sacar adelante al equipo.



Sincronizando los jugadores para ganar como equipo

Bien, ahora que ya hemos incorporado a jugadores con talento individual que cumplen con las necesidades del equipo, y que ya lo hemos presentado al equipo y ya viste la camiseta, viene la hora de aplicar la psicología deportiva para asimilar al jugador dentro del equipo.

Las herramientas de esta disciplina ayudan a dar un perfil psicológico del jugador, desde su visión de juego, comprensión táctica y manera de resolver problemas mentales dentro de la cancha. La psicología deportiva mide la inteligencia del jugador.

Con la ayuda de este perfil, podemos conocer mejor a nuestros jugadores y adaptar los entrenamientos a sus necesidades emocionales de acuerdo a su perfil psicológico. Entiendo que esto suena a mandarín clásico, pero creedme que esto funciona.

¿Qué buscamos con esto? En palabras simples: explotar las habilidades creativas del jugador para que elabore jugadas en tiempo real en el partido.

Y ahora sí vienen los entrenamientos. Estate atento a los tratos y maneras de los jugadores, se muy observador en cómo ejecutan los entrenos y hazlos participar en problemas reales de juego para que den con la solución. Esto crea un sentido de pertenencia, estás reconociendo que el jugador es parte del trabajo en equipo.

El rol del entrenador para ganar campeonatos en equipo

Un equipo de fútbol no funciona sin un entrenador. Son muchas las responsabilidades que debes manejar para sacar adelante al equipo en medio de una temporada regular y si buscas un objetivo claro como: ganar el campeonato, ascender o salvarte del descenso.

Vamos a enfocarnos en la parte de la gestión del equipo, saber equilibrar los talentos que tienes en tu equipo, cuando dar participación, cuando hacer los refuerzos, entre otros.



  • El campeonato se juega a largo plazo

El primer punto que necesitas considerar es que juegas al largo plazo. Puedes tener partidos buenos, puedes pasar por una racha de pérdidas, haber arrancado la temporada con el pie izquierdo, pero los resultados reales se ven al final de temporada.

Tus futbolistas con talento individual para ganar partidos los necesitas, no hay dudas, cuidando que no se crezcan en sí mismos. Para esto trata de darles un desafío y que concentren toda su energía y mente a ese desafío en lugar de romper un récord o la gloria personal, ya habrá tiempo para ello al final de la temporada regular.

  • Los entrenamientos
Ciertamente, para ganar partidos necesitas desplegar a tus mejores jugadores de acuerdo al momento de la temporada y ya está. Pero si tu plan es conquistar el campeonato, necesitas poner a tus jugadores en sintonía, tanto los talentosos como los regulares.

El segundo punto son los entrenamientos. Es en los entrenamientos donde tus jugadores van a superarse, a aprender, a continuar creciendo. Cuida la programación de los entrenos, involucra más a tus jugadores en problemas reales, en situaciones reales de juego, plantea desafíos y que ellos mismos también ideen soluciones. Con esto potencias creatividad, táctica e inteligencia.

  • Refuerzos a los futbolistas

Tercer punto, los refuerzos. A lo largo de la temporada vas a necesitar corregir a tus jugadores con regularidad al notar que no hacen un gesto técnico correctamente, o hacen una posición que podría llevar a una lesión, o ejecutan un tiro de manera poco habitual.

Puedes reforzar positivamente las buenas actuaciones y ejecuciones, de manera dosificada para evitar que los continuos refuerzos pierdan el efecto que buscas.

El refuerzo negativo lo puedes re-orientar a uno positivo si, por ejemplo, dices a tu jugador que ha ejecutado mal un tiro a puerta y le orientas que debería patear de este modo. No solo estás reforzando la idea que no patee de esa forma, sino que le das una solución para que lo haga mejor y tu jugador sienta que está progresando en el entreno.

Hay otro tipo de refuerzo, el neutro, que mal empleado puede ser muy peligroso. Para usarlo necesitas conocer muy bien a tus jugadores, si posees jugadores carismáticos o tímidos. No recomiendo usarlo si eres entrenador primerizo.

  • Unir el equipo, mantener la cohesión

Y el cuarto punto es el mantener la cohesión del equipo. Esto se logra a través de los ejemplos mencionados más arriba, es decir, reforzar el trabajo en equipo involucrando a tus jugadores en desafíos que trabajen su creatividad e inteligencia.

Aprovecha la psicología deportiva para estimular emociones y reforzar la cohesión del equipo. Siempre que el jugador se lleve una buena sensación en el entreno, estimulas emociones que lo motivan a continuar asistiendo a los entrenamientos y dar lo mejor de sí en los partidos.

Aprovecha la psicología deportiva para estimular emociones y reforzar la cohesión del equipo

Y que mejor manera que dejarles una buena sensación, en equipo, con el resto de sus compañeros. De este modo refuerzas la unidad de los jugadores, aprenden de manera colectiva, se comunicarán mejor y dejarán una buena impresión en la cancha durante el partido de fin de semana.

Consideraciones finales sobre: ¿Talento individual gana partidos o el trabajo en equipo para ganar campeonatos?

Entonces, ¿buscamos ganar partidos o ganar el campeonato? Lo cierto es que depende de tus necesidades.

Ciertamente, para ganar partidos necesitas desplegar a tus mejores jugadores de acuerdo al momento de la temporada y ya está. Pero si tu plan es conquistar el campeonato, necesitas poner a tus jugadores en sintonía, tanto los talentosos como los regulares. Todos deben aportar al equipo, sin excepción.

El fútbol es un deporte en equipo, sin juego asociativo no hay fútbol. Y para nuestro equipo necesitamos escoger aquellos jugadores que demuestren la capacidad de adaptarse a las necesidades y el compromiso para ser parte del equipo.

Para llevar a tu equipo a la excelencia, necesitas jugadores con talento, con inteligencia y bien cohesionados. Si esto no garantiza el éxito, déjame en los comentarios qué crees tú que es necesario en un equipo para lograr este cometido.

¡Y eso es todo por hoy! Como vimos, el talento individual en conjunto con el trabajo en equipo es la combinación que la mayoría de los equipos exitosos aplica y que deberíamos apuntar para el nuestro.

¡No dudes de seguirnos en nuestras redes! dejarnos un comentario por acá, y estar al tanto a una nueva entrada del blog. ¡Nos vemos en otra ocasión! ¡Chao!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!