En el mundo empresarial es común encontrarse con el tema de solucionar problemas usando el método DAFO. Aunque cuenta con algunos años de haberse ideado, el método se ha ido popularizando en años recientes.

¿Qué se busca con este método? Simplemente en analizar la situación actual de una empresa, equipo, organización, plantear correcciones y ejecutarlas para mejorar el funcionamiento.

¿Y se puede hacer un análisis DAFO en fútbol? Gracias a la creatividad, sí que se puede hacer. Este método no es exclusivo, y en la entrada de hoy analizaremos cómo solucionar problemas usando el método DAFO en nuestro equipo de fútbol.

¿Cómo solucionar problemas usando el método DAFO?

Análisis DAFO en fútbol
Equipo juvenil disputando un partido amistoso usando el método DAFO

Antes de empezar a usar esta herramienta para nuestro equipo de fútbol vamos a conocer más en detalle este método de análisis situacional.

Originalmente, la matriz DAFO se usa para hacer un estudio de la situación actual de una empresa, organización, grupo de trabajo, entre otros. El nombre viene de las iniciales Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

El método se tiene que hacer en dos partes: un análisis interno y un análisis externo, tomando en cuenta la situación actual.

  • El análisis interno

En el análisis interno se incluyen las debilidades y fortalezas del equipo. Como líder del mismo, haz recuento de todas las fortalezas con las que cuentas. Si tu equipo es proactivo, cumple las asignaciones en el tiempo establecido, solucionan problemas, etc.

Pero también necesitas listas todas las debilidades. Hay muchas discusiones, su espacio de trabajo es desordenado, llegan tarde, y así tanto con las fortalezas como las debilidades.

  • El análisis externo

Aquí vas a tomar en cuenta las amenazas y las oportunidades. ¿Qué clase de amenazas existe en el entorno del equipo? Puede ser que la competencia ofrece mejores sueldos, actualizaron sus sistemas automatizados, están capacitando talento nuevo; y en oportunidades englobas todos esas zonas grises que puedes aprovechar.

La oportunidad de recompensar mejor a tu equipo, invertir en un sistema automatizado mejor que la competencia, abrir vacantes, entre otros.

¡HASTA AQUÍ LAS EMPRESAS! Vamos ahora a nuestro tema principal: solucionar problemas usando el método DAFO aplicado a equipos de fútbol. Antes de seguir te invito a seguirnos en nuestras redes (FacebookInstagram) y a participar en la caja de comentarios al final de esta entrada.



¿Y cómo aplicar el método DAFO en nuestro equipo de fútbol?

El método DAFO no es exclusivo al mundo empresarial y también podemos hacer el análisis DAFO en fútbol. Como has visto, necesitas empezar con el análisis interno y externo de tu equipo de fútbol para comenzar a aplicar correctivos.

Vamos a usar de ejemplo tus capacidades como entrenador y que tienes un equipo que viene de jugar en mitad de tabla; ya estás jugando las últimas 15 jornadas, y hay un descenso en el rendimiento.

Ahora, para solucionar problemas usando el método DAFO haz un análisis interno y otro externo. ¿En qué es bueno tu equipo? ¿Qué han estado haciendo bien hasta este momento de la temporada? Estas son algunas de las preguntas que tienes que hacer tú mismo para comenzar a listar las fortalezas.

Si tienes problemas para controlar a tu equipo y eso te está haciendo perder cada vez más, prueba solucionar problemas usando el método DAFO.
Fortalezas y debilidades de los jugadores de tu equipo.

También es bueno llevar registro de los entrenamientos. En el apartado de debilidades, tienes que preguntarte: ¿Qué nos cuesta en los partidos? ¿En qué momento empezamos a decaer? Al responderte estas preguntas, puedes incluir las «respuestas» a ellas en los entrenamientos, y luego hacer una comparación entre el antes y el después.

Necesitas hacer un análisis certero de debilidades y fortalezas del equipo, hallar las relaciones y plantear soluciones. ¿A qué me refiero con relaciones? Por ejemplo: luego que tu volante creativo se lesionó, el suplente no ha podido con la exigencia y el nivel de juego del equipo decayó y el rival aprovechó esta debilidad para encajarles más goles. 

A continuación analiza la situación externa. En cuanto a las amenazas, pregúntate: ¿Cómo van los rivales? ¿Se vienen rivales directos? ¿Qué jugadores rivales llegan en condiciones?

En cuanto a las oportunidades: ¿Cuántos entrenamientos programé para la semana? ¿Puedo incluir un día extra de entreno? ¿Cómo están mis jugadores físicamente?

Ya con esta información recolectada, tienes mejor panorama para incluir ejercicios de fútbol que mejoren al equipo, sea en rendimiento físico, en táctica, entre otros.

¿Qué necesito para empezar?

A partir de aquí ya puedes empezar a probar el método DAFO a tu propio equipo, pero no está de más mencionar tres aspectos clave para hacer un buen análisis situacional.

  • Ganas de cambiar tu equipo

Lo primero, tener ganas de cambiar tu equipo. ¿Para qué vas a solucionar problemas usando el método DAFO sin razón alguna?

Necesitas ambición, esas ganas de sacar adelante a tus jugadores exigiéndoles en los entrenos, incorporando otros ejercicios de fútbol y potenciando aún más sus capacidades.



  • Tu capacidad de análisis

Segundo aspecto, tu capacidad de análisis. ¿Eres bueno analizando situaciones de partido? Entonces estás más que capacitado para hacer un análisis DAFO en fútbol.

¿Te cuesta un poco hacer un análisis? Coge experiencia primero. Te voy a recomendar un ejercicio muy sencillo y es que antes de los partidos, tomes apuntes describiendo el rival que se te viene y de qué maneras te pueden atacar al equipo.

Al final del partido, haz un resumen de lo que has visto en el campo y compara con tus apuntes iniciales. Si lo que ocurrió durante el partido se aproxima muy bien a lo que apuntaste previamente, ya estás en capacidad de hacer un buen análisis a tu propio equipo.

  • Una matriz DAFO
Matriz DAFO
Matriz DAFO

Y tercero, una matriz DAFO. En internet existen millones de modelos, plantillas, hasta aplicaciones de una matriz DAFO; pero nada vence a la vieja confiable: pizarra y marcadores.

Hazlo visual, que sea entendible a primera vista, y que no de espacio para dudas. A modo de sugerencia, consulta con tu cuerpo técnico para encontrar debilidades y fortalezas del equipo.

Ejemplos del uso del método DAFO para solucionar problemas del equipo

Antes te mencioné un ejemplo sencillo de cómo usar este método en tu equipo, pero vamos ahora con otro ejemplo más específico en donde tú pondrás a prueba tu capacidad de análisis y hacer tu primer análisis DAFO en fútbol.

Vamos ahora a suponer que tu equipo tiene buenos números de goles a favor; tus jugadores goleadores promedian 0,9 goles por partido; tu porcentaje de posesión es del 45%, pases acertados 55% y las llegadas a puerta son algo irregulares.

A pesar que tus jugadores pueden soportar el tiempo reglamentario, en los últimos minutos de partido tus jugadores ofensivos han agotado toda su potencia de piernas.

Estás en un momento de la temporada donde se vienen dos juegos contra rivales directos. Tú como entrenador, ¿qué análisis situacional harías usando el método DAFO y qué soluciones plantearías? ¿Cuáles son las debilidades y fortalezas del equipo? ¿Qué amenazas y oportunidades hay?

Este es un ejercicio sencillo para usar el análisis DAFO en fútbol y poner en práctica tu capacidad de análisis. Déjame en los comentarios tu matriz DAFO, si incorporarías otros ejercicios de fútbol como solución y si quieres plantear un caso de la vida real, ¡bienvenido seas!

Consideraciones finales

Resulta interesante ver cómo este método que, en principio se usa en el mundo empresarial, puede aprovecharse en el mundo deportivo para estudiar la situación actual de nuestro equipo y plantear soluciones acorde a la actualidad.

Esta valiosa información nos ayuda a incorporar ejercicios de fútbol específicos a la condición que queremos mejorar, sea física, táctica o técnica.

Sin dudas que solucionar problemas usando el método DAFO significa el descenso o la promoción de tu equipo de fútbol.

Hasta aquí la entrada de hoy, ¡y no olvides el ejercicio planteado! Espero tu respuesta en los comentarios. Sin más, nos vemos en una próxima entrada.

Pero no te vayas sin antes seguirme en mis redes sociales:

Facebook

Instagram

¡Ah! Y si te gusta este tipo de contenido, puedes ver más haciendo clic aquí.

Ahora sí, nos vemos. ¡Chau! 😉

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!