Es probable que durante un partido, notaras que el sistema de juego con el que salió el equipo rival no era el mismo con el que jugó el partido pasado cuando fuiste a verles jugar, incluso, es probable que durante ese mismo encuentro observaras cómo el entrenador cambiaba de un  1-4-4-2 a un 1-4-3-3. Los sistemas de juego en fútbol son tantos y tan diversos, que bien valdría varios artículos o incluso un libro para poder organizarlos todos y trabajar correctamente sobre ellos.

Y de esto va a tratar nuestro artículo. Antes no olvides suscribirte a nuestra newsletter para recibir tips todas las semanas y seguir creciendo en tu carrera de entrenador.

¡Vamos a ello!

Estos cambios de esquema de juego de los que hablamos, claves en el funcionamiento del equipo, usualmente ocurren por diferentes factores: por una expulsión, un cambio táctico para neutralizar al rival, una lesión o una estrategia para aguantar el resultado.

¿Qué son los sistemas de juego?

Cuando se habla de los sistemas de juego en fútbol se hace referencia a la posición que ocupan los jugadores en el campo antes de realizar movimientos defensivos u ofensivos. Sin embargo, motivado a la evolución que ha sufrido el fútbol, expertos lo definen como el conjunto de los principios tácticos que organizan un equipo.

Esto se debe a que originalmente, la visión de un esquema de juego está referida a la distribución de los jugadores antes de una jugada, algo meramente estático, pero en el fútbol moderno, no existe solamente un sistema rígido sino también uno dinámico, debido a las variaciones que se experimentan antes o durante el juego.

Características de los sistemas de juego

Basándose en la definición moderna de un sistema de juego, nos encontramos con 3 características fundamentales en todo esquema:

sistema de juego en fútbol
sistema de juego en fútbol

Disposición

Se basa en conseguir la mejor distribución de los jugadores en el campo, buscando que ocupen todos los espacios de forma equidistante, existan zonas de acción definidas, y los planteamientos ofensivos y defensivos resulten con éxito gracias al esquema de juego,  además de poder darse los fundamentos de orden, rapidez y apoyo en todas las posiciones.

Movilidad

Representa las diferentes formas y motivos por el cual los jugadores podrán moverse a través de todo el terreno de juego. Esta característica puede considerarse como la base fundamental de los sistemas de juego en fútbol y es la que define que estos puedan ser ofensivos o defensivos.

Emplear

Esta característica de los esquemas de juego representa los puestos y funciones que cada jugador del equipo debe ocupar, en función de las cualidades técnicas o tácticas del mismo.



sistema de juego 4-4-2
1-4-4-2 vs 1-4-3-3

¿Cómo está constituido un sistema de juego?

Los sistemas de juego en fútbol están constituidos por tres zonas o líneas, que en función al número de jugadores, la disposición, y la función de éstos, se podrá definir el esquema que se utiliza:

  • Línea de defensiva o zona de iniciación: constituida por los centrales y los laterales.
  • Línea del centro del campo o zona de creación: en ella se incluyen los centrocampistas, medio centros defensivos, medias puntas o incluso podríamos incluir a los carrileros.
  • Línea de delanteros o zona de finalización: representada por los delanteros y extremos.

Requisitos de todo sistema de juego

Para que un esquema de juego sea eficaz y genere buenos resultados en el desarrollo de los partidos es necesario que éstos cumplan con los siguientes requisitos:

  • Distribución equilibrada de los jugadores por todas las zonas del campo de fútbol.
  • Reparto equilibrado de las cargas de trabajo, con participación de todos los jugadores en ataque y defensa, manteniendo una consonancia entre líneas, mediante relevos y desdoblamientos.
  • Superioridad numérica en las zonas donde se encuentre el balón.
  • Línea defensiva sólida.
  • Transiciones ataque-defensa y defensa-ataque, rápidas y con sentido.
  • Ofrecer variantes ofensivas y defensivas en función del contexto del juego.

Clasificación de los sistemas de juego en fútbol

Existen diferentes sistemas de juego en fútbol que pueden ser considerados en función a las necesidades del entrenador, la calidad técnica de los jugadores o las diferentes situaciones que se den en el partido. Entre ellos, tenemos:

  1. Juegos denominados de posición:
  2. 1-3-4-3
  3. 1-4-3-3
  4. Sistemas de ocupación e incorporación:
  5. 1-4-3-2-1
  6. 1-4-2-3-1
  7. 1-5-4-1
  8. Sistemas mixtos:
  9. 1-3-5-2
  10. 1-4-5-1



Variantes de un sistema de juego

Son aquellos cambios de posición que realizan los jugadores, ya sea en ataque o defensa, sin llegar a incorporarse a otra línea. Típicamente se trabaja con dos variantes de esquemas de juego, la variante ofensiva y la defensiva.

Para definir cuáles son esas dos variantes, se debe tener en cuenta la nueva función del jugador. Por ejemplo, si un centrocampista se adelanta, con el fin de marcar al creador de juego rival se obtiene una variante defensiva, pero si ese mismo centrocampista se retrasa para tener más control del balón e iniciar una posible contra, tenemos una variante ofensiva.

Es innegable el hecho de que los sistemas de juegos en fútbol forman parte esencial en la estructura de los equipos. Una buena elección de un esquema de juego, seleccionado en consonancia a los jugadores que se tiene, el estilo de juego que se desea implementar y las variantes adecuadas, pueden acercar a la victoria. 

En el próximo artículo veremos con más profundidad cada sistemas de juego empleado en fútbol

¿Con qué sistema de juego trabajas habitualmente?

Si quieres leer más de nuestros artículos puedes visitar nuestro blog aquí

Ah! Y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!