Para un futbolista en formación, la relevancia del pensamiento táctico en el fútbol base va de la mano con la técnica y la condición física. Sus habilidades mentales deben ser estimuladas con el objetivo de sacar su máximo rendimiento y hacer que crezca.

Un entrenador de fútbol base debe buscar potenciar estas habilidades por medio de sus métodos de enseñanza, sin embargo hay que tener en cuenta algunos aspectos para que esto funcione.

Hoy hablaremos de una faceta en específico que, bien analizada, facilita la enseñanza de las tácticas en el fútbol de categorías inferiores, provocando una evolución significativa de los jugadores.

Pero antes de empezar te daré una sorpresa. Aquí abajo te dejo acceso directo y GRATUITO a un ebook para entrenadores de fútbol que te serán de gran utilidad para saber qué estas haciendo bien y qué no.

Desarrollo cognitivo y el pensamiento táctico del fútbol base

Uno de los errores más comunes en las academias de fútbol y clubes con filiales en el fútbol base, es el enfocarse exclusivamente en las cualidades técnicas y físicas de los jugadores, y no tanto en el proceso táctico.

En palabras simples, se construye la casa desde el tejado. La tendencia se dirige exclusivamente al aparatado físico y técnico, y se olvida que para lograr el verdadero rendimiento de un jugador, la táctica debe jugar un papel ¡Fundamental! en su proceso de formación.

De ahí la relevancia de este pensamiento táctico en el fútbol base tanto para la formación del jugador, como para la propia mejora a nivel colectivo del equipo.

¿Cómo transmitir o enseñar este pensamiento táctico en el fútbol base?

La mayoría de los entrenadores con perfil de formadores suelen ir desde lo más básico hasta lo más táctico; es decir, aprovechan lo que el jugador ya conoce para inculcarles este pensamiento táctico.

En el campo de la psicología se tiene muy bien estudiado este apartado dentro de la teoría del desarrollo cognitivo.

La cognición no es más que las maneras en que la mente genera conocimiento, ya sea por asociación, memoria o categorización. En los primeros años de vida, la mente empieza a construir lo que dentro del desarrollo cognitivo llaman esquemas.

Los esquemas se van creando a medida que aprendemos nuevas experiencias. Para un jugador benjamín, patear un balón o conducirlo mientras está en movimiento conlleva a la creación de nuevos esquemas.

Con los años, estos esquemas se van mejorando. Pues mientras más experiencias tenga el jugador, más se completan/desarrollan estos esquemas, y por lo tanto, su técnica se irá haciendo más sólida y evolucionada.

Y esto no es diferente al inculcar el pensamiento táctico. Cabe destacar que en el desarrollo cognitivo, se consideran etapas en donde la mente aprende con facilidad determinados conocimientos.

Relevancia del pensamiento táctico
Relevancia del pensamiento táctico

No todos los niños aprenden igual…

Un niño de 7 años no es capaz de asimilar el conocimiento de otro niño de 15 años. Con la edad se van formando nuevas áreas en la mente, que les permiten ir de lo concreto a lo abstracto.

En parte es por ello que el fútbol base se divide por edades. Ya que cada una cae en una etapa de desarrollo cognitivo en la mente de los jugadores.

Para un jugador benjamín es más sencillo aprender marcajes y desmarques con hechos y métodos de enseñanza concretos, que leyendo obviamente. Por ejemplo, la aplicación de ejercicios muy simples en los entrenamientos, donde el mismo entrenador demuestre lo que deben hacer, es una buena técnica para enseñarles estos dos principios tácticos.

Sin embargo, enseñar a pensar de manera táctica a un jugador también requiere saber lo que ya conoce de antemano este último. El entrenador debe observar cómo hace una marca individual o cómo juega con el equipo al momento de defender, para tener una idea clara por donde enseñar al jugador.

Así tenemos que, para los jugadores en etapa benjamín, y también alevín, resulta adecuado enseñarles los principios tácticos del fútbol a través de ejercicios en concreto.

Al entrar en la etapa infantil, el pensamiento lógico ya está más desarrollado y el entrenador ya puede emplear métodos de enseñanza más serios donde se involucren principios teóricos.

Preguntas como ¿por qué se marca individualmente? ¿Por qué se usa una formación de ataque? Pueden ser trabajadas con un grupo de jugadores infantil.

Con los cadetes se continúa el método teórico-práctico, pero dando espacio a los jugadores para ser creativos y proponer soluciones a situaciones de juego real. Hacer que el jugador también sea protagonista en su aprendizaje futbolístico.

Una vez alcanzada la categoría juvenil, ya se puede trabajar en estilos y creación de alineaciones ofensivas y defensivas. Los jugadores ya están en capacidad para estudiar, analizar y aplicar tácticas que lo ayuden a mejorar su estilo de juego.

Con lo anterior expuesto ya se tiene una mejor visión sobre la relevancia del pensamiento táctico en el fútbol base.

Pero si quieres saber más sobre este tema, te dejo un artículo interesante aquí.



Mejoras en la formación del futbolista

Uno de los resultados de abordar el enfoque de inculcar tácticas en fútbol por medio del desarrollo cognitivo, es la formación óptima de un futbolista para diferentes sistemas de juego.

La importancia de esto, radica en que se le otorga al jugador un abanico de conocimientos/opciones que le permitirá desempeñarse de forma óptima bajo cualquier sistema de juego -incluso esquema- que el entrenador disponga. Aumentando considerablemente su rendimiento.

Si el estilo de juego del equipo, por ejemplo, es el fútbol de posición, este enfoque táctico en fútbol a edades tempranas será sumamente beneficioso. Pues desde etapas tempranas, como la de benjamín, se irán inculcando aspectos básicos, que en las categorías mayores deberán tener asimilados y desarrollados en un 100%.

Un ejemplo de esto, lo podemos ver en principios tácticos defensivos, uno de los más difíciles de enseñar, y de asimilar, por los jugadores.

Si empezamos desde las categorías alevín y benjamín la enseñanza mediante repeticiones –método de enseñanza perfecto para estas edades- de permutaciones sencillas, ayudaremos a los pequeños a tener noción de lo que es defender de forma ordenada.

Esto servirá para más adelante, enseñarles lo que es el marcaje en zona, sin que pierdan noción de las coberturas. Básicamente los preparamos para nuevos retos defensivos en el futuro.

La idea de fondo está en adaptar los principios tácticos ofensivos y defensivos, de acuerdo a las edades de los jugadores, y potenciarlos de forma paulatina y escalada siguiendo diferentes métodos de enseñanza adecuados para las edades de estos. De aquí viene la relevancia del pensamiento táctico en el fútbol base.

Si se busca un estilo de juego para trabajar a futuro, al entrenador le conviene guiar a sus jugadores con ejercicios y prácticas enfocadas hacia ese estilo, pero que el jugador asimile con facilidad y mejore con el paso del tiempo.

Esto se observa en equipos como el Barcelona, donde los entrenadores a sabiendas que el juego del “tiki taka” es el estilo del club, enseñan desde muy jóvenes a los jugadores todo lo necesario para explotar este estilo al máximo. Beneficiando así al mismo entrenador, y por supuesto al club.

Partido de fútbol amistoso
Partido de fútbol amistoso

Métodos de enseñanza del pensamiento táctico

En la actualidad existen tres tipos de métodos de enseñanza en el fútbol base, los cuales son:

Método analítico

Consiste en trabajar un aspecto individual de manera aislada. Por ejemplo; la marcación individual y el desmarque en un entrenamiento 1 vs 1, control de balón, regate, entre otros.

La mayoría de las veces se emplea para trabajar técnica, sin embargo se puede aprovechar para enseñar táctica a nivel teórico.

Tácticas dentro de un estilo de juego en sesiones teóricas de corta duración, ya que la mayor parte del aprendizaje se logra en la cancha.

Método global

Emplea situaciones de juego real, involucrando compañeros de equipo, adversarios, entrenador, entre otros. Muy efectivo para poner en práctica lo explicado en la teoría.

Parte de las ventajas que trae este método es que estimula las habilidades comunicativas y sociales de los jugadores con sus compañeros. Algo fundamental si se busca un estilo de posición.

De este modo se acostumbra al jugador a cómo actuar en los partidos y a poner en práctica lo aprendido y asimilado del pensamiento táctico.

Método mixto

El método mixto es una combinación del método analítico y global. El enfoque usual consiste en empezar con el método global y resaltar puntos a mejorar que se trabajan con el método analítico para luego volver a emplear el método global.

De esta forma se hace una especie de retro-alimentación en una misma sesión de entrenamientos.

Para efectos tácticos, se trabaja de manera continuada dentro de la sesión aquellas tácticas en fútbol que se buscan potenciar.

En adelante, queda a disposición del entrenador aplicar aquellos métodos que mejor se adapten a su estilo de enseñanza y también a cómo sus jugadores asimilan conocimientos.



Consideraciones finales

Ya vemos cómo la relevancia del pensamiento táctico en el fútbol base afecta de manera progresiva a los jugadores y tener una vista de cómo serán sus resultados a largo plazo.

Conociendo cómo la mente de los jugadores crea conocimiento, se puede facilitar la enseñanza del pensamiento táctico.

Sentando las bases desde las primeras categorías para trabajarlas con detalle y perfeccionarlas mediante entrenamientos y sesiones de estudio a través de los mencionados métodos de enseñanza.

De esta forma se logra crear un futbolista integral, capaz de asimilar y adaptar algunas tácticas en fútbol a su estilo, e incluso crear otras que le beneficien en su técnica individual pero que sean de beneficio para el equipo, y todo esto empezando desde las categorías más pequeñas del fútbol base.

Si te gustó el artículo de hoy, no olvides seguirnos en nuestra redes sociales para más contenido:

Facebook

Instagram

Nos leemos la próxima semana, chau 🙂

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!