Un equipo con proyección, debe conocer los pilares del rendimiento en el fútbol, pues a lo largo de la historia se han visto equipos que llegan a rastras a fin de temporada, luego de hacer un inicio de campaña PERFECTO.

Sesiones de entrenamiento progresivas, ejercicios de relajación o alimentación y descanso de los jugadores, son algunos de estas bases que dan forma y estabilidad al equipo y que debemos cumplir de la mejor forma.

Sabiendo la dificultad de mantener el ritmo competitivo a lo largo de la temporada, hoy abordaremos los pilares más importantes en el rendimiento de un equipo de fútbol, con el objetivo de que el equipo no desfallezca en el camino.

Pero, ya sabes que antes de continuar te dejo una guía completamente GRATIS que todo entrenador de fútbol debería leer para afianzar sus conocimientos. Aquí abajo te dejo la información 🙂

La alimentación como pilar del rendimiento en el fútbol

El primero de los pilares del rendimiento en el fútbol es la alimentación.El combustible del cuerpo. Para un deportista, llevar registro de lo que consume y la calidad de los alimentos es clave para su rendimiento.

Hoy día, todo jugador de fútbol tiene un nutricionista vigilando su ingesta de alimentos. Tanto en el fútbol base como en el profesional, los futbolistas deben seguir una dieta para deportistas adecuada a sus necesidades.

Desde el fútbol base se inculcan los hábitos alimenticios que el jugador deberá llevar a lo largo de su carrera.

Esta dieta debe ser planificada para que el jugador mantenga su peso corporal, posea suficiente glucógeno para las sesiones de entrenamiento y partidos, favorezca el metabolismo y mantenga la estabilidad del cuerpo.

Cabe destacar que una dieta para deportistas está pensada única y exclusivamente para el individuo, ya que el cuerpo de cada jugador trabaja en ritmos diferentes. No hay una dieta universal, sino una personalizada basada en modelos estandarizados.

El equipo de nutricionistas, junto con el entrenador, trabaja junto con cada jugador para poner en marcha el régimen alimenticio al cual estarán sometidos a lo largo de la temporada.

Antes de los entrenamientos, el jugador debe hidratarse bien y haber consumido suficientes carbohidratos. Este nutriente pasa a ser azúcar una vez ingerido, y es este azúcar el que se usará como combustible para los músculos y no llegar a la fatiga.

El consumo de carbohidratos en una dieta para deportistas está bien medido para evitar complicaciones metabólicas.

Luego de las sesiones de entrenamiento, el cuerpo demanda nutrientes. Luego de las actividades físicas, se debe compensar la pérdida de nutrientes y vitaminas producto del metabolismo.

Usualmente se consumen bananas, frutos secos o complejos multivitamínicos que ayudan a la relajación muscular y también una cantidad de proteínas. En este estado, el cuerpo está más receptivo a asimilar nutrientes.

Para prevenir el desgaste muscular, el consumo de proteínas es esencial. Por el lado de las grasas, el aceite de oliva y los frutos secos son los primordiales.

Y aunque parezca contraproducente, a los jugadores se les debe permitir un día para hacer trampa. Un día programado para que consuma lo que quiera, con la condición que al día siguiente deba entrenar con más intensidad.

Esta práctica es muy común y solo a través de un plan estructurado y mucha disciplina se logra sacar al máximo de este día que funciona como ejercicio de relajación de la dieta.

En líneas generales, la alimentación planificada con el nutricionista del equipo ayudará al jugador a mantener óptimo su estado físico y lo pondrá en un estado adecuado para mejorar su rendimiento.

La alimentación es fundamental
La alimentación es fundamental

El plan de entrenamientos como pilar del rendimiento en el fútbol

La base para el buen rendimiento físico del equipo. El pilar fundamental, tener un estado físico acondicionado a las altas cargas durante los partidos y, por extensión, la temporada completa.

Junto con una dieta para deportistas planificada, las sesiones de entrenamientos se enfocarán en mejorar la técnica, destrezas y sentido de equipo, tres elementos útiles para aumentar el rendimiento.

Es responsabilidad del entrenador elaborar un plan de entrenamiento congruente con la situación del equipo y las necesidades de los jugadores. Esto último lo logra por medio de la comunicación con sus jugadores.

A su vez debe contar con los entrenadores asistentes que llevan registro del progreso de cada jugador.

Y aquí es cuando el entrenador planifica las sesiones de entrenamientos destinadas a uno o varios propósitos. Si el equipo necesita ser más vertical, debe incluir ejercicios para aumentar la velocidad y resistencia física.

O por el contrario, si busca más dominio de balón tendrá que incorporar más ejercicios de técnica y control.

Todo dependerá de las necesidades de cada jugador y de la filosofía de juego del entrenador. No obstante, los entrenamientos siguen presentando la forma en que se ponen en marcha.

Es decir: sesión de calentamiento, revisión de técnica o prácticas aprendidas en la sesión anterior, introducción y práctica de nuevas técnicas, simulación de partido, entrenamiento físico y sesión de cierre con ejercicios de relajación.

Para los entrenadores de fútbol base es necesario incluir espontaneidad y ejercicios que sean entretenidos. A medida que sube en categoría, digamos a juvenil, los ejercicios deben presentar más retos o desafíos para que el jugador aprenda divirtiéndose.



Preparación psicológica como pilar del rendimiento en el fútbol

El tercero de los pilares del rendimiento en el fútbol es el estado mental de los jugadores. ¿Qué es el cuerpo si no tiene una mente que lo conduzca?

Muchas veces dejado en segundo plano, el factor psicológico determina el resultado de un partido o incluso de una temporada.

O que luego de una lesión, estando recuperado a plenitud y con buena capacidad física, el jugador no vuelva en condiciones por temor a volver a lesionarse y se auto limite en la práctica.

Los jugadores requieren preparación en este campo tanto para sobrellevar el agotamiento por esfuerzo físico como para soportar la presión de no defraudar al equipo o cumplir un objetivo común.

La fortaleza mental es practicada a través de la meditación y la continua estimulación por parte del entrenador en charlas motivacionales.

Para un jugador resulta motivador el tener un propósito en el equipo. Así no tenga minutos, si el entrenador logra hacerle ver que sí cumple un rol dentro, seguirá dentro de las filas.

En cuanto a los jugadores más destacados, la presión que deben soportar es mucho más grande. Un trabajo conjunto del entrenador con estos jugadores mantendrá el ánimo y el estado psicológico en buen nivel.

Como complemento de las sesiones de entrenamiento, durante la relajación física también debe haber relajación mental.

Un ejercicio típico es el de la meditación. Puede ser guiada o simplemente con cerrar los ojos y enfocarse en la respiración.

Muchos pensamientos, producto de la fatiga, pasarán por la mente del jugador. Con la atención enfocada únicamente en la respiración, se entrena a la mente para ser más resistente.

En el campo de la psicología se ha demostrado que a través de la meditación se logra controlar un área del cerebro llamada amígdala, la cual controla los impulsos y las emociones.

Además, si el entrenador incluye prácticas para identificar emociones se incrementará aún más la resistencia mental.

Mientras el jugador se conozca más, cómo reacciona a ciertos estímulos, cómo se siente ante una derrota o una victoria, y sepa actuar ante estas situaciones, su estado mental será óptimo para ayudarlo a incrementar su rendimiento.

Plan de entrenamiento
Plan de entrenamiento

Relajación física y mental

El cuarto entre los pilares del rendimiento en el fútbol es el cierre de toda sesión de entrenamientos, el espacio para la relajación física y mental.

Por extraño que parezca, existen entrenadores que omiten este paso. Una mala práctica que debe evitarse lo más posible.

En el orden de ejecución de los entrenamientos, una buena sesión de ejercicios de relajación como cierre sirve para completar el círculo, y que los jugadores se queden con un aprendizaje significativo de la sesión.

Dentro de las ventajas de la relajación física post entrenamiento están: mejor asimilación de nutrientes, tonificación muscular, mejor administración de la fatiga, entre otros.

Para relajar los músculos basta con sacudir las extremidades para distender y respirar profundamente, llenando el diafragma en lugar de los pulmones. En palabras simples, llenar de aire el estómago.

Y así se da paso a la relajación mental a través de una dinámica de meditación, sea guiada o por individual.

Se debe pedir a los jugadores que se sienten en el suelo, con las piernas cruzadas y la espalda recta, y por un espacio de quince minutos se concentren única y exclusivamente en su respiración.

¿Beneficios? La meditación logra fortalecer la mente, mejora la concentración durante la práctica y ayuda al jugador a saber más de su cuerpo.

Estos simples ejercicios de relajación al largo plazo suponen un incremento del rendimiento general del equipo, ya que funcionan como suplemento de las sesiones regulares de entrenamientos.



Consideraciones finales

A modo de resumen, podemos englobar los pilares del rendimiento en el fútbol en cuatro: alimentación, entrenamiento, estado mental y relajación.

El cuerpo del jugador necesita alimentos de buena calidad, preferiblemente naturales, administrados a medida y a través de una dieta planificada por el nutricionista.

Con esto, el cuerpo tendrá reservas de energía para soportar la carga física de las sesiones de entrenamientos destinadas a potenciar una técnica o incorporar una nueva dentro del equipo.

Pero el cuerpo no es solo físico, también es mente y debe mantenerse en forma a través de charlas motivacionales, meditación y un propósito dentro del equipo.

Y para cerrar con una buena sesión de ejercicios de relajación que ayudan, tanto al cuerpo como a la mente, a generar resistencia. Resistencia que será útil para aumentar el rendimiento tanto individual como del equipo.

¡Hasta aquí llegamos por hoy! Si quieres ver más, no dudes en seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

O también, puedes leer más artículo como este si haces clic aquí.

¡Nos leemos la semana que viene! Chau 🙂

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!