Debido a que el fútbol es un deporte de alto impacto, donde el desgaste físico o los choques es algo a lo que los jugadores se enfrentan todo el tiempo, es muy frecuente la aparición de lesiones. En este artículo vamos a analizar las lesiones más frecuentes en fútbol.

Esto, nos va a permitir sentar una base para poder prevenirlas, realizar trabajos específicos de recuperación y trabajar en la línea adecuada para evitar que nuestros jugadores sufran recaídas.

Antes, te dejo aquí debajo un espacio para que te suscribas, todas las semanas mandamos tips a tu correo para que estés al tanto de las últimas novedades.

Ya sea por una caída, un encuentro fuerte con otro jugador, un mal movimiento o incluso por las condiciones del campo en el que se juega, las lesiones de futbolistas son algo que se ve con frecuencia y en ocasiones, pueden terminar incluso con la carrera del futbolista.

Listado de lesiones frecuentes en fútbol

Sin importar la experiencia y habilidad de un futbolista, todos y cada uno de ellos están expuestos a sufrir una lesión en cada partido o entrenamiento. Y es que, este deporte es de mucho contacto físico y movimiento constante por lo que, aunque el cuerpo de estos jugadores tiene resistencia, siempre estará la posibilidad de que se lesionen.

Por esa razón, los entrenadores enseñan a los jugadores a cómo desenvolverse de manera estratégica durante los partidos y entrenamientos para evitar así lesionarse, ya que eso ocasionaría un impacto deportivo en el equipo, en especial si se trata de un jugador determinante.

Como se menciona anteriormente, un futbolista puede lesionarse por diversas razones, pero algunas son más comunes que otras. Así, entre las lesiones más frecuentes están:

lesiones-futbol
Lesión de un jugador



Rotura de ligamentos y esguinces como las lesiones más frecuentes del fútbol

Sin duda alguna, una de las lesiones más frecuentes en jugadores de fútbol es el esguince de tobillo y de rodilla debido a los constantes giros y cambios de dirección. En ocasiones, se rompe el ligamento lateral, pero también puede romperse el medial, e incluso ambos.

Esta lesión mantiene a los jugadores fuera de la cancha por un tiempo de 3 a 6 semanas dependiendo de la gravedad del esguince. Además el rendimiento del futbolista baja inevitablemente tras su regreso, ya que además de generar secuelas físicas durante un tiempo, también genera un punto psicológico en el jugador que le genera cierto miedo durante las primeras semanas.

Esto ocurre porque los esguinces suelen dejar secuelas en el 30% de los casos y necesita de un proceso de rehabilitación estricto para recuperar completamente la funcionalidad de los músculos.

Desgarro de menisco

Cuando las articulaciones en las rodillas se inflaman, el deportista tiende a sentir mucho dolor. Esto usualmente es producto de un desgarro de menisco ocasionado por una torsión en la pierna al dejar el pie fijo en el suelo.

Sin importar la edad o las condiciones físicas, esta es una de las lesiones de futbolistas más habituales y por ello, lo más recomendable es que pase por un proceso de rehabilitación y reposo para poder curarse, aunque algunos casos requieran cirugía.

Algunos jugadores ocultan su dolor en el menisco y continúan jugando, pero claramente eso disminuye su intensidad en el juego.



Pubalgia o dolor en la ingle

La pubalgia es una lesión que se manifiesta por hacer deporte diariamente; se trata de dolor en el área del abdomen bajo cercano a la ingle. Es una de las lesiones más frecuentes que se ve en futbolistas, y como ejemplo de ello está Messi, Kaká y Juan Guillermo Cuadrado entre otros.

De acuerdo a la zona donde se localice la lesión, la pubalgia puede clasificarse como alta, baja o mixta, siendo este último el más complicado de tratar. Es muy común que los futbolistas tengan esta molestia, pero pueden recuperarse con rehabilitación, la cual consiste en la inmovilización de la zona por aproximadamente un mes. Tampoco es extraño ver que un futbolista se opera cuando sufre pubalgia frecuentemente.

Una vez que haya transcurrido este tiempo, se procede a realizar ejercicios y estiramientos suaves de manera que el ligamento pueda cicatrizar. Los ejercicios de fuerza que se efectúan son controlados y están enfocados en los músculos alrededor de la ingle, pero también se trabaja la estabilidad de las articulaciones.

Fractura de tibia

Pese a que el uso de espinilleras es obligatorio ya sea por impacto o por una entrada y su caída en desequilibrio, todos los años vemos en fútbol profesional al menos una fractura de tibia, que suele ir acompañada también de fractura de peroné.

A pesar de que el uso de espinilleras previenen impactos fuertes, una de las lesiones de futbolistas que se ve con frecuencia es la fractura de tibia por golpes traumáticos en esa zona.

Lo usual es que estos impactos se curen mediante la operación e inmovilización de la pierna por un tiempo, pero en ciertos casos se requiere de una intervención quirúrgica si la fractura es total o abierta traspasando la piel.

Contracturas musculares como las lesiones más frecuentes del fútbol

Las contracturas, son probablemente una de las lesiones más frecuentes en fútbol, pero también una de las menos traumáticas. Surgen a partir de impactos fuertes en el músculo o sobrecarga, y no provocan dolor mientras el deportista se encuentre en reposo.

En futbolistas, los músculos que suelen contraerse con mayor regularidad son los gemelos, cuádriceps e isquiotibiales. Por suerte, no es necesario un tratamiento quirúrgico mayor, basta con mantener reposo y tomar analgésicos hasta que desaparezca el dolor.

Roturas de fibras

No es extraño que cuando un futbolista tiene gran sobrecarga en las piernas estas deriven en una rotura de fibras. Que dependiendo del tamaño le puede tener apartado del terreno de juego varias semanas. El gesto habitual para romper las fibras de las piernas suele ser o bien un golpeo, en el que las fibras que sufren son las de los cuadriceps o bien un cambio de ritmo repentino en el que sufren los isquitibiales y los gemelos.



¿Es posible prevenir lesiones en el fútbol?

Para cualquier futbolista, lesionarse es una de las peores cosas que puede sucederle ya que repercute directamente en su rendimiento como jugador, pues le exige alejarse de la cancha por un período de tiempo en el cual tiene que mantener reposo, perdiendo así condición física, ritmo de juego y desconexión del trabajo que venía realizando.

No obstante, los deportistas están expuestos a las lesiones y deben asumirlo sea cual sea la categoría a la que pertenecen. De hecho, es casi imposible tener una carrera sin al menos haber sufrido una lesión, pues se estima que, por cada 1000 horas de deporte, ocurre al menos una lesión.

Por esta razón, las lesiones de futbolistas son un hecho que puede sucederle incluso al mejor jugador del mundo, como a Ronaldo con sus problemas de rodilla o Van Basten con los de tobillo.

Lo positivo es que siempre es posible prevenirlo, y para eso están los preparadores físicos y el cuerpo médico del equipo, que se aseguran de que cada jugador se encuentre en las mejores condiciones constantemente.

De igual forma, vigilan y planifican todos los entrenamientos para que ningún jugador sufra sobrecargas musculares, esguinces o lesiones de ligamentos, además de realizarles exámenes a todos para monitorear su estado de salud.

Además, los futbolistas deben cuidarse a sí mismos dentro y fuera del campo, con dietas estrictas y descanso adecuado ya que de esto depende el 100% de su carrera.

¿qué lesiones te encuentras más frecuentemente en tu equipo?

Si quieres ver más artículos recuerda visitar nuestro blog aquí

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!