¿Cuál es el rol de un director técnico? ¿Ser solo entrenador, educador o ambos?La labor de un entrenador de fútbol a veces raya en la multi-tarea. Además de ser entrenador, también ejerce de mediador, educador o hasta negociador.

Para llegar a la respuesta de estas dos preguntas, debemos revisar las labores que desempeña el entrenador de fútbol dentro de un equipo. Desde sus responsabilidades, hasta con quién o quiénes, interactúa en el día a día.

Así que, si estás pasando por la dificultad sobre qué tipo de entrenador ser ¡No te preocupes! En éste artículo encontrarás la respuesta.

Pero mientras te dejamos la guía con los mayores errores que cometemos los entrenadores de fútbol, para que tú no la lies…

Empecemos mencionando que, para dar respuesta a esas preguntas el “espejo” dónde debemos mirar primeramente es el del entrenador de fútbol base. Ya que muchos poseen formación como profesor de educación física. Lo cual les otorga la ventaja de ser educadores profesionales.

A la vez que son entrenadores, pasan a ser entonces entrenadores con cualidad de docente formativo o en otras palabras, se convierten en entrenadores educadores. Entonces, ¿Qué es un entrenador educador?

El entrenador educador

¿Entrenador, educador o ambos? Ser educador y entrenador de fútbol, hasta cierto punto, llegan a ser sinónimos. Y más si se trata de un entrenador de categorías base, atendiendo a chicos y chicas a partir de 4 años.

Para un docente es mucho más fácil inculcar conocimientos a los más pequeños, las mentes de éstos son como esponjas que absorben muy fácilmente. Y absorben mucho más si de por medio se involucran actividades lúdicas.

A través del juego es como los niños aprenden, algo bien sabido por aquellos que se formaron como educadores profesionales.

El profesor de educación física también tiene claro que, dependiendo de las edades de sus pupilos, es necesario involucrar actividades lúdicas con la práctica deportiva, tanto para enseñarles sobre deporte, como para inculcar el gusto por estas prácticas.

Educador, entrenador o ambos
Educador, entrenador o ambos

Ya cuando el docente pasa a una labor de entrenador de fútbol, la perspectiva cambia un poco. El aula de clase ahora es un equipo y ya no se sigue un programa educativo, el programa ahora lo hace el entrenador.

Es aquí cuando el docente pasa a ser entrenador educador. Un entrenador que aprovecha la pedagogía y el aprendizaje cooperativo para inculcar a sus aprendices las enseñanzas y valores del fútbol a través del juego.

Sus responsabilidades abarcan tareas como: programación de entrenamientos, enseñanza de los principios del juego limpio, los valores en el deporte y la disciplina.

El alcance que tiene también resuena en los representantes del niño. Para que la formación sea integral, el entrenador involucra a los representantes para que desde casa ayuden a inculcar los valores que aprende en la cancha.

En resumen, el entrenador educador inculca a través de técnicas de enseñanza y actividades lúdicas los valores del fútbol, el juego limpio y disciplina.



Cualidades de un entrenador educador

No es de extrañar que un entrenador de fútbol base y un entrenador educador, compartan algunas similitudes ya que muchos de ellos se encuentran en estas categorías.

Algunos puntos a resaltar de sus cualidades son:

Aplica conocimientos de dos mundos

Por lo general, quien se inicia como entrenador de fútbol posee bases en educación física o es directamente un profesor de educación física.

Al poseer esta profesión, el entrenador educador conoce de las distintas técnicas de aprendizaje en jóvenes.

A su vez está ilustrado en las etapas de aprendizaje de sus aprendices, la taxonomía de Bloom en pocas palabras. Herramientas suficientes para establecer un buen diseño instruccional, acorde a las necesidades de los jugadores iniciados.

Los más actuales incorporan nuevas tecnologías para facilitar aún más el aprendizaje. Por ejemplo, empleando video demostraciones sobre como calentar correctamente antes de los entrenamientos.

O también aspectos como la alimentación y la influencia en el cuerpo, y cómo estos afectan el rendimiento.

A fin de cuentas, un entrenador educador toma lo que sabe sobre el mundo de la docencia y lo adapta a la preparación física. De este modo, logra formar futbolistas de calidad y también a personas educadas.

Adaptación a sus aprendices

El entrenador educador conoce a su público. En su formación como profesor de educación física aprendió pedagogía y sobre cómo instruir a sus alumnos de acuerdo a la edad que presenten.

No es lo mismo dar una clase magistral a un grupo de niños de 5 años que hacer una clase con juegos a jugadores de 16 años. Esto está más que entendido por un docente.

De esta manera, es como el lado educador del entrenador sale a relucir al preparar una sesión de entrenamientos o una clase entretenida de acuerdo a la edad promedio del grupo de aprendices.

También adapta el lenguaje que usa para expresar sus enseñanzas, pero nunca olvidando el lado lúdico.

Instruye y aprende

Los tiempos recientes han puesto a revisión los métodos de enseñanza, haciendo mucho énfasis en el aprendizaje cooperativo.

Para un entrenador educador es la oportunidad ideal para poner en práctica las técnicas básicas del fútbol haciendo entrenamientos por equipos.

En el caso de tener jugadores de edades superiores a los 12 años, ya se puede hablar propiamente de aprendizaje cooperativo en la cancha. Poner a los chicos y chicas desafíos acordes a su edad para que, entre ellos, den con la solución.

No obstante, el entrenador también aprende de sus jugadores. Es necesario conocer a tus aprendices para buscar la manera en que aprenden mejor.

La faceta docente ya sabe que los individuos aprenden mejor de manera visual, física o auditiva, y la faceta entrenador se encarga pues de incorporar en los entrenamientos alguna técnica de aprendizaje que se ajuste a sus jugadores.

Deja su huella en sus aprendices

Más que formar potenciales futbolistas que apunten a ser las referencias a futuro, el entrenador educador vela por la formación en valores de sus aprendices al igual que su integridad física mediante el fútbol.

La visión del entrenador educador está en capacitar a sus iniciados como futbolistas, a la vez que instruye e inculca valores que sirven para formar personas. Recordemos que los futbolistas son seres humanos que tienen que convivir con otros.

Valores como el trabajo en equipo, el respeto a las decisiones del árbitro, cumplir los horarios, el aprendizaje cooperativo y la disciplina, son aspectos que el entrenador educador deja en sus aprendices.

Por la parte física; con la ventaja de ser profesor de educación física, los aprendices podrán aprender a como ejecutar correctamente algunos movimientos, y a detectar las señales que su cuerpo indica cuando haya algún tipo de fatiga o sobrecarga.

Además, el entrenador educador, al igual que un entrenador de fútbol base, deja su huella en los representantes de sus aprendices al involucrarlos indirectamente en la formación de sus representados.

Eres entrenador o eres educador
Eres entrenador o eres educador



El entrenador formador

Al comienzo partimos del rol del entrenador. Es ¿entrenador, educador o ambos? Pero no está de más incluir otro calificativo muy común en el mundo del fútbol, el entrenador formador.

Hay ocasiones que se presta a confusión el término “entrenador formador”. Pareciera que al hablar de un entrenador formador estamos hablando de un docente que entrena un equipo de fútbol, pero no.

Vamos a definir primero la palabra formador. Viene de formar y, entre sus distintas interpretaciones, significa: “Preparar intelectual, moral o profesionalmente a una persona o a un grupo de personas.”

Hemos visto que el entrenador educador se encarga de enseñar los principios y valores del fútbol de manera amena, que el iniciado tome gusto por la práctica del fútbol.

Por otro lado, existen entrenadores que buscan sacar adelante a su equipo a través de un proceso formativo en acciones, valores y disciplina, PERO, logrando objetivos en el proceso. Estos son conocidos como entrenadores formadores.

Existe el caso de entrenadores que empezaron siendo docentes, como el caso de José Mourinho o Marcelo Bielsa, siendo este último el entrenador formador más conocido de la actualidad.

De buenas a primeras, pareciera ser lo mismo ¿no? En el fútbol base también conseguimos entrenadores formadores, pero con una sutil diferencia.

Este perfil de entrenador lo solemos encontrar en equipos que buscan objetivos en concreto, dígase ganar una liga, lograr un ascenso, una copa o como en el caso de Brendan Rogers o Ralf Hansen Huttel, formar jugadores para luego venderlos.

Literalmente, estamos hablando de un entrenador que forma profesionalmente al jugador, y en el camino, conquista algún objetivo.

Por otro lado, el entrenador educador trabaja más con infantiles que dan sus primeros pasos el fútbol, no se preocupa “tanto” –y lo pongo entre comillas porque si preocupa un poco- si se gana o se pierde.

Se encargan más de enseñar valores, conceptos del deporte y de mantener el ímpetu para que mantengan la práctica deportiva.

Normalmente, la figura del entrenador formador siempre está influencia por el club donde juega,

Como vemos, la figura del entrenador de fútbol posee muchos contrastes que le pueden servir a un equipo con sus objetivos bien definidos.

Consideraciones finales

Llegados a este punto ya tendremos una respuesta concreta a la cuestión inicial: ¿entrenador, educador o ambos?

Efectivamente puede ser ambos. No obstante, hay que dejar claro que hay educadores que pueden llegar a ser entrenadores, pero no todos los entrenadores pueden ser educadores.

El contraste entre un entrenador educador y uno que produce resultados es muy notable, ya que el primero forma tanto a futbolistas como personas del común.

Y qué decir de las similitudes entre un entrenador formador y uno educador. Sí, hay similitudes, pero el enfoque del educador está en formar personas que saben jugar muy bien al fútbol.

El segundo ya está dedicado a formar futbolistas para que logren alcanzar el máximo nivel de profesionalidad posible.

Sin dudas que lo mejor que le puede pasar al fútbol base es tener entrenadores educadores en categorías de entrada, facilitándoles un poco el trabajo a los entrenadores formadores de las categorías de ascenso.

Eso fue todo por hoy, pero tranquilo, puedes leer más artículos como éste haciendo clic aquí.

Y antes de irte, no olvides pasar por nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Nos vemos la semana que viene, ¡chaito!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!