En nuestra experiencia de los últimos años, la mayor dificultad que encontramos como entrenadores es encontrar las tareas adecuadas para nuestro equipo. Como todo en fútbol, no hay milagros, se trata de trabajo y de muchas horas pensando. Hoy te traemos un artículo muy interesante de Oscar, habla de finalizaciones, concretamente de acciones de centro y remate. además el bueno de Oscar nos deja 3 ejercicios de finalización con centro y remate para que te inspires o los copies si crees que las características de tu equipo pueden adaptarse a la tarea de entrenamiento.

Ah! Esta temporada que va a iniciar vamos a ser capaces también de aportar algunos tips por email, así que si no te has suscrito ya pues la verdad, no se a que esperas, es gratis y te puedes dar de baja cuando te de la gana, no vamos a preguntarte. Aquí te dejo el formulario.

Ahora si, vamos con el artículo.

Introducción

La finalización en el fútbol es aquella definición que realiza cualquier jugador de un equipo concreto mediante un tiro a un equipo rival produciéndose un gol o una ocasión de gol en un momento del juego determinado.

En categorías inferiores, la mayoría de goles son producidos por un centro y remate, los jugadores tienen automatizadas estas acciones. Sin embargo, las finalizaciones a través de un tiro directo no son comunes debido a que los jugadores tienen menos experiencia y más dudas.

Modelos de ejercicios con centro y remate.

Ejercicio de finalización con centro y remate mediante una rueda de pase.

rueda de pase centro y remate
Rueda de pase con centro y remate



En la primera imagen se observa un modelo de ejercicio de finalización mediante un centro y remate partiendo de una rueda de pase. Este ejercicio se puede realizar en la primera tarea del entrenamiento habiendo realizado un buen calentamiento que permita al jugador tirar a portería sin riesgo de lesión.

Es importante no perder el valor del centro y remate haciendo una rueda de pase muy compleja. El objetivo es finalizar, por lo tanto, la rueda de pase debe ser fluida. De tal manera que, se producirán muchos centros y remates durante el periodo de la tarea.

Ejercicios de finalización con centro y remate mediante un rondo.

rondo centro y remate
Rondo centro y remate

En la segunda fotografía se observa un planteamiento de ejercicio integrando el rondo para la previa formación del centro y el remate. El rondo permite que los jugadores estén activos en todo momento y la figura rival sea un incentivo para aumentar la velocidad en la circulación de balón. Por ello, es recomendable hacer énfasis en la activación del rondo y en la acción del centro y el remate.

Ejercicio de finalización con centro y remate mediante una posesión de balón.

Posesión de balón con centro y remate
Posesión de balón con centro y remate



En la tercera imagen, se puede analizar la transmisión al juego real de la tarea. No se nos puede olvidar el objetivo del entrenamiento, realizar ejercicios de finalización con centro y remate. La posesión de balón ofrece la posibilidad de dar sentido a la tarea trasladándola a un partido oficial por la amplitud de espacios.

Conclusiones

En este artículo se observan diferentes ejercicios de finalización con centro y remate que un entrenador puede añadir a sus entrenamientos. Hemos visto que, teniendo claro el objetivo que se busca es muy sencillo llevar a cabo un ejercicio dando lugar a un concepto técnico-táctico que se esté buscando.

En cada tipo de modelo de tarea se pueden añadir múltiples variantes, dando lugar a espacios más reducidos o más amplios, trabajando mediante el juego real o aspectos muy específicos y analíticos, inculcando un modelo de juego u otro. En definitiva, se pueden utilizar diversas tareas integrando este tipo de ejercicios. Sin embargo, es muy importante no perder el objetivo principal ni la fluidez de la tarea.

A modo de conclusión, y no por ello menos importante, se recomienda trabajar desde lo más analítico (ABP´s en estático o en movimiento) a lo más globalizado integrando conceptos técnico-tácticos o incluso físicos jugando con la oposición y el tiempo en ejecutar la actividad (rondos, posesiones de balón, modelos de juego, salidas de balón, espacios amplios, cambios de ritmo, aceleraciones y desaceleraciones, entre otros aspectos) adecuando el modelo de ejercicio de centro y remate con la experiencia de los jugadores sin perder la fluidez de la tarea.

Ah! Si has caído por aquí por casualidad echa un vistazo a nuestra página para saber de que va todo esto.

¡Nos vemos en el siguiente artículo!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!