¿Os parece importante el estilo de juego de un entrenador de fútbol? En mi opinión lo es, y mucho, el estilo de juego es aquello que más se ve de nosotros. Es la información que pueden obtener los clubes que quieran ficharnos. Es lo que somos como entrenadores, o mejor dicho lo que queremos que nuestros equipos plasmen en el terreno de juego cada partido y durante la competición. En este artículo de Cristian Rodriguez vamos a aprender a definir nuestro estilo de juego como entrenador.

Como siempre antes de continuar te damos la oportunidad de suscribirte, solo diez segundos para entrar a nuestra comunidad. No dejes pasar la oportunidad.


¡Vamos a ello!

Pasos para definir tu estilo de juego

Presta atención. Es importante que anotes la información que irás obteniendo. Tu estilo de juego va estrechamente ligado a tu carácter personal, en primer lugar es saber quién eres. Pregunta a tu entorno más cercano qué piensan de ti como persona, que te describan con adjetivos. Anótalo. Haz ahora tú lo mismo con aquellos entrenadores que te marcan, aquellos a los cuales te gustaría imitar o aquellos a los que admires. Seguramente coincidirás en algunas características, ya vas encontrando tu carácter como entrenador. Ahora anota lo que quieres transmitir de tí.



Encontrar tu estilo de juego como entrenador de fútbol

Para mostrar un estilo de juego, transmitirlo y que nuestros jugadores de fútbol se comporten en cada partido como deseamos, lo primero que tenemos que tener claro es precisamente ¿cuál es nuestro estilo? . Hemos de hallarlo en nosotros mismos. Si no disponemos de esta idea que nace de nosotros no se puede convencer a nadie, no te comprarán. Si has seguido los pasos para definir tu estilo de juego estarás más cerca de saber quien eres.

Mi estilo de juego nace de mi experiencia, de lo que vivencié como jugador de fútbol, de lo que me gustó o no de esa etapa. Pero también nace de mi forma de ser, si soy agresivo, humilde o introvertido. Si me siento cómodo en el caos porque soy creativo, o si por el contrario soy ordenado y necesito orden para empezar a hacer cualquier cosa. Mi estilo de juego como entrenador de fútbol también nace de lo que ví, ya sea en vivo o por televisión, de lo que leí, de lo que escuché y por qué no, de lo que puedo llegar a inventar. De todo esto nace mi estilo de juego. Así que sólo necesitamos reflexionar y encontrar en nosotros el impulso que nos mueva. Aquello que nos guste y nos apasione, aquello que defendamos con fuerza pero con lógica y conocimiento también.

Carácter y juego

Una cosa es tu carácter o tu personalidad y otra es el estilo de juego que mostrará tu equipo. Como ya he mencionado está relacionado, pero hay que saber diferenciarlo. Ahora toca plasmar ese carácter propio al terreno de juego. Para llevar esto acabo se requieren herramientas tales como Metodología de entrenamiento, estilo de enseñanza, etc. Son temas que desarrollaré en siguientes artículos.

Os pondré un ejemplo para empezar a plasmar la personalidad en el juego. Cuando todavía era jugador juvenil, dejé el Fútbol 11 para jugar a Fútbol Sala. ¿El motivo? La alta participación con la pelota que se tiene en el fútbol sala. Es como si siempre estás jugando en espacios reducidos. Siempre tenía la pelota y eso me encantaba. Era dinámico e intenso. Eso es lo que me gusta. Pues bien, uno de mis principios es que mis equipos han de tratar bien el balón, se van a juntar y se van a asociar de forma dinámica.

Esto solo es un ejemplo real, de esa realidad os invito a que encontréis vuestro estilo de juego como entrenador. Mi intención es transmitir que sólo de lo que te gusta disfrutarás, defiende lo que te hace feliz en el campo.

Ricardo Rodriguez
El entrenador Ricardo Rodriguez dirigiendo un partido

¿Por qué creo en mi estilo de juego como entrenador?

Esta es sin duda una de las cuestiones más importantes, una pregunta a la que todo entrenador de fútbol ha de enfrentarse en algún momento. En primer lugar dejaré una cuestión para la reflexión, si el estilo es lo que pretendo que mis equipos transfieran al terreno de juego, podríamos decir que el estilo de juego es el camino a seguir, y si no tengo camino, aquí va la pregunta, ¿HACIA DÓNDE VOY?. Es decir, sino tengo estilo de juego no tengo rumbo y sin rumbo voy a la deriva.

Sensaciones

Creo en mi estilo de juego como entrenador porque es algo ligado a mi felicidad y mi creencia. Como todos los entrenadores prefiero ganar que perder, pero hay algo con lo que nos vamos a casa después de cada partido, NUESTRA SENSACIÓN. Esa que te deja un sabor amargo pese a ganar, sensación que parece cubrir de miel tus labios aunque hayas sufrido una derrota. El sabor más amargo, lo obtuve tras perder un partido en el que dejé de ser fiel a mis principios. Sí, hay veces que modificas tu esencia y dejas de ser tú mismo por que crees que así conseguirás la victoria. El problema viene cuando haciendo esto ganas, es una de esas victorias con sabor amargo que oculta tu falta de personalidad y cuando llega la derrota inevitablemente te das cuenta de que lo más importante es saber hacia dónde vas. Necesitas un camino.



Diferencias entre estilo y modelo de juego

Es muy importante aclarar este punto. El Estilo de Juego como entrenador de fútbol son esos principios que siempre van a estar ahí, principios que no se juzgarán en un único partido, sino a lo largo de una temporada y una tras otra. Por ejemplo, es sabido por todos que el estilo de juego de Guardiola se basa en la posesión del balón, en el juego de posición, en intentar salir jugando desde inicio y arrinconar al adversario.

En cambio, el modelo de juego son los comportamientos del equipo en cada momento del juego. Son los movimientos colectivos, sectoriales e individuales que dan forma y respuesta común al equipo. El modelo de juego nace de tu estilo y cultura táctica, de las características de los jugadores, de la idiosincrasia del club y de los objetivos. Todo ello modificará contornadamente tu estilo, pero sin perder la esencia. A su vez, el modelo ha de entenderse como una concepción futura, es decir, inacabado ya que está siempre en continua evolución. Así que llegas a un equipo con tu marco y tu lienzo pero con tan sólo un boceto de lo que pretendes construir, dejando que las circunstancias que te rodean sean las que confeccionen esa obra, dando lugar al comienzo del Modelo.

Déjame saber tu opinión

¿Qué características forman tu modelo de juego?

Cristian Rodriguez

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!