Dar con las claves para reinventarse como entrenador es algo que a día de hoy es necesario, y es que si algo caracteriza al fútbol es su evolución indetenible; por lo tanto, reinventarnos como entrenador debe ser innegociable.

Un ejemplo de ésta evolución lo vemos en los partidos de los años 90, donde el juego era más lento y táctico que a día de hoy, donde la potencia física y la técnica es lo que prima.

Claves para reinventarse como entrenador
Claves para reinventarse como entrenador

¿Cómo saber que necesito reinventarme como entrenador?

Probablemente éste paso es uno de los más difíciles dentro del proceso de reinvención, pero ¿Por qué?

La realidad es que saber que entramos en una zona de confort no es muy fácil de distinguir. Muchas veces estamos tan “cómodos” en lo que hacemos que no nos damos cuenta que la evolución como entrenador, y por lo tanto el progreso no se está dando.

Ahora, bien ¿cuáles serían esos síntomas que nos dicen que debes salir de esa zona? Por fortuna son muchos, y con un poco de esfuerzo podrás darte cuenta de cuáles son:

  1. Seguimos en la misma categoría de fútbol tras muchos años.
  2. Temporada tras temporada, el equipo ronda las mismas posiciones en la tabla de la liga (obviamente, zonas que no son de éxito)
  3. Tus sistemas de juegos y estilo, son muy predecibles. Tus rivales saben anularte fácilmente por no variar.
  4. Estar como segundo entrenador tras muchos años. En el mismo equipo, sin crecer.
  5. Desmotivación para seguir entrenando.
  6. Pérdida de comunicación con los miembros del equipo (jugadores y staff).
  7. Tener pensamientos negativos que no nos dejen dar ese paso adelante -cada vez que tenemos la intención de darlo- para cambiar de equipo, categoría, etc.

Claves para reinventarse como entrenador

Ya sabes que tienes un problema, lo lograste detectar, y llega ahora el momento de dar un paso adelante para lograr esa evolución como entrenador que necesitas. Es por eso que a continuación te diremos 10 claves para reinventarse como entrenador, que te ayudarán a lograrlo sin lugar a dudas.

1. Estar dispuesto al cambio

Saber que tenemos que cambiar aspectos de nuestra vida, es algo muy distinto a tener que poner en práctica ese cambio. El hecho de haber pasado mucho tiempo en la zona de confort, hace que nuestra mente no ejerza esa voluntad necesaria para la transformación.

Un buen comienzo para afrontar los cambios, es empezar realizando “pequeñas” modificaciones a nuestras rutinas. Por ejemplo, si antes solamente entrenabas 2 días a la semana, ahora hazlo 3. Si antes leías un libro cada mes, ahora proponte leer 2. Es decir, aumenta alguna cosa sencilla, pequeños cambios y genera motivación.

Incluir nuevos sistemas de juego a tus rutinas, es algo muy importante si queremos reinventarnos como entrenador y que cuesta implementar, empezar en los entrenamientos o en los amistosos a incluir nuevos sistemas, también es un buen comienzo para ir saliendo de nuestra zona de confort.

2. Conocer nuestro verdadero potencial

Ser entrenador es un trabajo muy completo, y por completo nos referimos a que debe actuar como estratega, comunicador, motivador, y en algunos casos hasta de padre, sin embargo, no siempre podemos cumplir todos esos roles.

Así que partiendo de eso, tenemos que conocer cuáles son nuestras fortalezas y nuestras debilidades como entrenador, de forma que podamos mejorar cualquier déficit que tengamos.

Esto, no es sólo una de las claves para reinventarse como entrenador, sino también, es la clave para mantener la motivación en tu trabajo, ya que estar en un lugar dónde no estás dando el 100% de ti, es motivo suficiente para perder esa “chispa” de innovación, de experimentar cosas nuevas, debido a que el miedo o la duda nunca dejan avanzar.

3. Establecer objetivos nuevos

Uno de los problemas cuando se entra en la zona de confort, es que nos estancamos. Por ese motivo, es importante ir renovando los objetivos que nos hemos planteado tanto al inicio de la temporada, como a medida que ésta avanza.

Establecer nuevos objetivos ayudará a mantener la motivación en alza y la ambición por lograr nuevas cosas y te motivará a dar un poco más de ti cada día.

Un buen comienzo, puede ser el escalar posiciones en la tabla de la liga. Si la temporada pasada finalizaste en la novena posición, propón terminar en la cuarta la siguiente. Hasta finalmente llegar al primer lugar.



4. Aprende a promocionarte

Una vez que llevas 10 temporadas en divisiones inferiores, puede que sea el momento de dar un paso adelante y empezar a subir de categorías, sin embargo, ser entrenador de equipos con más nivel, no es algo que vaya a llegar por sí sólo ¡Debes saber venderte!

Especialízate en nuevas cosas, realizas algunos cursos y/o masters que te ayuden a tu crecimiento personal -y de curriculum- haz uso de las redes sociales para darte a conocer, mejora la forma de comunicarte con miembros del club, jugadores, padres y colegas del medio. Todo eso te ayudará a que te conozcan mejor y que te tomen más en cuenta.

5. Empieza desde cero

Muchas veces se cree que tener que dar un paso atrás para empezar algo nuevo, es motivo de involución, pero nada dista más de la realidad. Entre las claves para reinventarse como entrenador, empezar de cero puede ser muy interesante cuando la reestructuración que quieres hacer es muy profunda.

Bajar de categoría, empezar a aplicar entrenamientos que nunca antes habías utilizado, incluso, cambiar tu sistema de juego por uno totalmente nuevo, puede ser una forma de agarrar ese nuevo “empuje” que te permita ver todo desde una perspectiva totalmente nueva y refrescante.

Cómo renovarse siendo entrenador de fútbol
Cómo renovarse siendo entrenador de fútbol

6. Enfócate en las cosas positivas y no tanto en las negativas

Como entrenadores, usualmente estamos sometidos a niveles de presión muy elevados a lo largo de la temporada. Es por eso, que si no queremos entrar en dinámicas negativas, necesitamos saber dirigir esos niveles de presión.

Un ejemplo sobre esto, lo encontramos cuando sufrimos una derrota. Si en vez de verla como una pérdida de puntos o un posible despido, lo hacemos como un aprendizaje, nos sentiremos con la confianza de poder afrontar nuevamente cualquier situación complicada porque ya sabremos cómo solucionar aquello que nos perjudicó en el partido anterior.

Otro ejemplo, es cuando tenemos jugadores o miembros del staff que no están a gusto. Si en vez de entrar en conflicto con ellos que pongan el vestuario tenso o eleve los niveles de presión, buscamos dialogar y conseguir soluciones, no sólo el ambiente mejorará, sino que sumarás nuevos efectivos a tu plantilla que antes no rendían o no trabajaban al 100%.



7. Saber delegar

Como entrenador inexperto -o porque no nos gusta depender de alguien más- tendemos a cometer el grave error de querer abarcar demasiados aspectos del equipo que muchas veces ni siquiera nos corresponden.

Esto trae consigo el problema de que al no dar el máximo en esos aspectos claves (planificar entrenamientos, estudiar rivales, recuperar jugadores lesionados, etc) no progresemos.

Así que una buena forma de reinventarnos como entrenador es la de saber establecer las funciones de cada miembro del cuerpo técnico, y confiar plenamente en ellos para el desarrollo de ellas. Esto nos libera de responsabilidades innecesarias, que nos permiten enfocarnos en las que realmente nos corresponden, sacando así el máximo de ellas.

8. Mantener la motivación

Ya habíamos mencionado que la comunicación, era un aspecto CLAVE. Ahora bien, lograr la evolución como entrenador parte también de la motivación que tenga cuerpo técnico y jugadores. Si ellos están en sintonía contigo y motivados, ten por seguro que tu trabajo será más agradable, dinámico y los resultados sin duda alguna positivos.

9. Tener ideales claros

No es fácil poder avanzar si cambias tus objetivos, reglas o ideales semana tras semana. Aunque si es bueno estar abierto a modificaciones, recuerda que la estabilidad es importante también. Si tu objetivo es quedar entre los 4 primeros de la liga, no cambies esa idea sólo porque un jugador importante se lesionó o perdiste 3 partidos seguidos.

Darle estabilidad al equipo, es importante de cara al crecimiento de éste. Cambios constantes, demuestran inestabilidad y poco capacidad de adaptación. Lograr la evolución como entrenador, parte de enfrentarse a cosas inesperadas y salir victorioso a partir de la experiencia ganada.

10. Evalúa y planifica

Empezar una temporada con jugadores que físicamente no están en buenas condiciones, demostrará que no evaluaste el rendimiento físico de ellos, y por lo tanto, mucho menos los preparaste para ponerlos a tono. El resultado de esto será un equipo mermado, que probablemente hasta mitad de temporada no tendrá el nivel que esperas.

Reinventarse como entrenador por lo tanto requiere de estar un paso adelante. Estudiar y planificar en base a lo que tienes, lo que quieres y lo que deseas en un futuro. Así evitas baches en la temporada, y frustraciones cuando las cosas no van bien.

Lograr la evolución como entrenador no es un proceso sencillo, el esfuerzo y la dedicación son necesarios para alcanzarlo, y más aún si pasamos mucho tiempo en nuestra zona de confort.

Sin embargo, no debe existir duda alguna, si queremos alcanzar el éxito, reinventarnos constantemente -más aún en ésta profesión tan cambiante-debe ser el objetivo de todo aquel entrenador que quiere dedicar toda su vida a éste magnífico deporte.

¿Qué otros aspectos crees que deberíamos tocar para reinventarnos como entrenadores?

¿Te gustó? entonces ¡no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales!

Facebook

Instagram

Si quieres leer más artículos como este, haz click aquí.

¡Nos vemos la semana que viene!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!