Saber qué aspectos hay que considerar para remontar una eliminatoria, no es un trabajo fácil. Analizar las causas de la derrota, elevar el ánimo de los jugadores e implementar una nueva estrategia para remontar el partido son sólo algunas de las cosas a tener en cuenta para la remontada.

A pesar de las dificultades que esto presenta, debes saber que en el fútbol todo es posible si trabajas duro, te preparas bien y tienes el enfoque en lograr los objetivos. Justamente por eso, hoy te traemos una serie de claves que te ayudarán a salir adelante cuando la eliminatoria no esté a tu favor.

Reunión del equipo durante la eliminatoria
Reunión del equipo durante la eliminatoria

Claves fundamentales para remontar una eliminatoria

Haber perdido el partido de ida durante una eliminatoria, muchas veces puede ser sinónimo de perder por completo el pasaje a la siguiente ronda de un torneo, sin embargo, eso no siempre es así.

Equipos como Liverpool, Roma, Juventus, Real Madrid son expertos en éste arte de “remontar partidos” y todo gracias a una serie de consideraciones y claves que toman en cuenta para este tipo de ocasiones y que te describiremos a continuación:

Tener en claro quiénes son los líderes del equipo

Saber quiénes son los jugadores sobre los cuales debes apoyarte para subir la moral del equipo, y contagiarlos con un espíritu más competitivo, siempre es un buen comienzo para remontar una eliminatoria o remontar un partido.

Luego de una derrota es normal que tus jugadores se desmotiven y la presión les gane. Por eso, contar con un jugador que mediante sus arengas, talento o convicción, motiven a los compañeros y los saque de esa dinámica negativa, es clave para liderar durante la remontada.

Un buen ejemplo de líder es Cristiano Ronaldo. Quién en partidos decisivos sabe contagiar a los compañeros para lograr la victoria, tal como sucedió en la Champions League del 2019, donde pierden 0-2 contra el Atlético de Madrid en el partido de ida, pero en el de vuelta logran la victoria con un triplete de Cristiano, clasificándolos a cuartos de final.

Nivel de activación

Controlar la activación es una función necesaria para mediar con la ansiedad que experimenta el equipo antes de un partido. Esto es fundamental, si queremos que tengan un buen desempeño en el campo, porque de lo contrario, puede que el otro equipo sea superior en el ritmo del partido, haciendo imposible remontar una eliminatoria.

Esta activación se ejecuta a través de varios elementos, desde entrenamientos en equipo con fuertes charlas motivacionales, hasta usando equipos audio-visuales para hacer que los jugadores se inspiren antes de entrar al campo.

Un ejemplo de esto lo vimos en la semifinal de la Champions League 18/19, en la que el Liverpool perdió en el partido de ida 3-0 ante el FC Barcelona. Esta derrota fue interpretada por el director técnico como una “excusa” para retar a sus jugadores y remontar el partido en casa. El resultado, fue una contundente victoria de 4-0 sobre los catalanes.

Aprender de los errores cometidos

Trabajar en los fracasos como una oportunidad para evolucionar, ayuda a afrontar cualquier eliminatoria con éxito, y mismo tiempo, ayuda al crecimiento del equipo en todos los ámbitos del juego en el futuro.

Es por eso que preparar el partido, entendiendo dónde se cometieron los posibles fallos, dónde están las virtudes y los defectos de los rivales ante tus jugadores, y estableciendo nuevas estrategias para combatirlos en función a todo lo analizado, permitirá remontar la eliminatoria, volviendo que eso que parecía utópico se convierta en algo real.

La motivación

Es fundamental crear emociones positivas en el ambiente del equipo para que todos los miembros estén en consonancia entre ellos, y aceptar así con mayor facilidad y optimismo todo lo que les pide el director técnico.

Esta motivación, recae plenamente en el cuerpo técnico y los capitanes, ya que son, por experiencia y conocimiento, los que mejor entienden los aspectos que hay que considerar para remontar una eliminatoria.

Por lo tanto, son los que mejor pueden motivar y convencer a los jugadores de que esas son las claves para preparar el partido y conseguir la remontada.

La confianza

Trabajar la confianza de tus jugadores es un aspecto fundamental para potenciar el trabajo hacia la remontada. Se debe hacer abarcando de forma individual a cada uno de los jugadores y luego colectivamente, de forma que una potencia la otra.

A nivel individual, entender los miedos o inseguridades de cada jugador ante el partido que va a enfrentar, te permitirá brindarles herramientas que les afiance, y le den el coraje y el entendimiento, para desplegar su mejor juego.

En lo colectivo debes de hacer que todos sean uno solo, que sientan confianza entre ellos y entiendan que todos luchan por una misma causa. Esto les permitirá afrontar los retos con más determinación y seguridad, ya que sabrán que no están solos, y que tienen un compañero que los apoyará y respaldará cada vez que sea necesario.

Por esto dicen que “en la unión está la fuerza”.

Llama a los aficionados

La llamada de “los hinchas” es un elemento importante, por eso debes de usar las redes sociales o mensajes de prensa para que el día del partido el estadio esté colmado de tu afición.

Esto les brindará un ambiente de respaldo que es necesario para enfrentar el reto de remontar, y elevará los niveles de presión del equipo contrario.

Cómo remontar un partido

Despejar la mente

La mayoría de los jugadores ante el hecho de remontar un partido, y más aún si es una importante, es muy probable que sientan la presión con una mayor dureza de lo usual. Por eso es importante, brindarles un momento donde ellos puedan drenar la presión del encuentro y despejar la mente.

Esto no sólo les brindará la oportunidad de tener un momento de descanso que los haga sentir tranquilos, sino que también les permitirá, llegado el momento, observar las cosas con mayor claridad.

Recuerda que sobresaturar la mente del jugador, puede generar bloqueos mentales que afecten su juego y por ende el del equipo. 

Sacar ganancias de las desventajas del equipo contrario

Estudiar a cada uno de los jugadores del equipo contrario, al igual que analizar el juego del equipo rival, es importante al momento de potenciar el trabajo que llevemos a cabo para alcanzar la remontada.

Saber dónde están las fallas a nivel individual y colectivo del otro equipo, permitirá crear un plan de juego dónde se anule por completo a los jugadores rivales, y ponga en ventaja a los nuestros.

Por ejemplo: si el equipo contrario tiene en defensa centrales muy pequeños, ubicar delanteros de gran envergadura en el área rival, y centrar desde la banda en repetidas ocasiones, causará que su defensa se complique, y nosotros alcancemos el gol mediante esa vía.

Trabajar el aspecto físico de los jugadores

Para lograr llegar a la activación de la cual se hizo mención, también se debe potenciar el trabajo físico de los jugadores, ya que si estos están físicamente a tono, afrontarán el partido con un nivel de “revolución” más alto que el de los rivales. Superándolos ampliamente en el sprint, choques, saltos o tacles.

Marcar un gol lo antes posible

Entre los aspectos hay que considerar para remontar una eliminatoria, se sabe que marcar un gol al comienzo del partido -en los primero 15/20 minutos- incrementa las posibilidades de una remontada, siendo éste un hecho respaldado incluso estadísticamente.

Así que si queremos “darnos” un estímulo anímico, que motive a nuestros jugadores y que sume presión al equipo rival, adelantarnos en el primer cuarto de hora, va a ser vital en nuestras esperanzas de llevarnos el partido.

Aprovechar su vulnerabilidad durante el partido

Si observas que el rival empieza el partido nervioso, indeciso o asustado, es ahí cuando tienes que indicar a los jugadores que deben dar ese extra mental y físico que te ponga por delante en el marcado.

Sea aprovechando errores en la defensa, por apatía en el medio campo o un portero nervioso presionar en ese momento, y forzar el error, es el objetivo a seguir.

Controla la ansiedad por el primer tanto

En caso de sufrir un gol en plena remontada, no perder la paciencia es MUY importante si queremos volver a liderar durante la remontada.

Transmitirle a los jugadores calma y arengarlos al máximo, los ayudará a tener la mente enfocada y tranquila para construir el gol. Será cuestión de minutos para volver a poner el partido a favor del equipo.

El banquillo como método revulsivo

Es importante siempre tener un “as” bajo la manga para hacer que el equipo vuelva a agarrar el ritmo, es por eso que tener un jugador en el banquillo que cambie la dinámica del partido, será siempre un opción muy acertada, en especial si no estamos desplegando el juego que necesitamos.

Por lo general el cambio se hace los últimos diez o quince minutos del partido, ya sea para tener una ventaja física ante el equipo rival o para enfriar el partido en caso de que necesitemos consumir tiempo.

Para finalizar es importante recordar que remontar es la unión de un conjunto de aspectos que funcionan si todos han sido trabajados con anterioridad. Desde el aspecto táctico, pasando por el físico y mental, nada debe quedar al azar.

Así que no te des por vencido cuando las circunstancias no estén a tu favor, los aspectos que hay que considerar para remontar una eliminatoria son los suficientes, y lo más variados como para poder luchar y conseguir el pase a la siguiente ronda.

Si te gusta este tipo de contenido, síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Haz clic aquí, para seguir formándote

¡Nos leemos la próxima!

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!