Aplicar tácticas de ataque y defensa diseñadas en los entrenamientos para llevar la ventaja y control del partido, y ver plasmado en el campo tus enseñanzas, suponen la máxima satisfacción como entrenador.

Es un proceso largo, donde los jugadores tienen bien formada una mentalidad táctica favorable para el equipo, pero…

Es a través de las distintas categorías del fútbol base en donde el futbolista adquiere los conocimientos acerca de principios ofensivos y defensivos.

A continuación, daremos a conocer aquellos principios básicos en ataque y defensa, las etapas de aprendizaje y las maneras de enseñarlos de acuerdo a la categoría del jugador de fútbol base. 

Pero ya va, antes de empezar te voy a dejar un ebook sobre los errores que cometen los entrenadores de fútbol y cómo solucionarlos. Es completamente gratis, no lo dejes pasar 😉

Aplicación de Tácticas de ataque: principios

Antes de empezar a aplicar tácticas de ataque y defensa al juego de nuestro equipo, es necesario conocer los principios que sostienen estas facetas del juego.

Los siguientes principios corresponden a acciones que realiza el equipo una vez tenga la posesión del balón. Por medio de la conducción efectiva, y neutralización de las acciones del rival, se busca marcar la mayor cantidad de goles.

Tácticas de ataque: Desmarques

Básicamente es escapar de la vigilancia de los defensas rivales una vez se recupera la posesión del balón. Aquellos jugadores marcados, aprovechan ocupar espacios libres una vez completado el desmarque.

Los desmarques pueden ser: de ruptura, cuando un jugador se desmarca y dirige hacia el área rival por acción individual; de apoyo, al hacer un pase a un compañero que se acerca para recibir el balón.

Ataque y contraataque

El ataque es llevar el balón al arco rival en acción conjunta con el equipo una vez que se recupera la posesión o se pone en marcha el partido.

Durante las etapas formativas en el fútbol base, a los jugadores se les inculca una serie de principios ofensivos para construir un ataque más organizado y menos aleatorio. Es aquí donde se trabajan formaciones ofensivas.

Y por otro lado se tiene el contraataque, una táctica ampliamente usada en estilos defensivos. Consiste en robar el balón al rival, dentro del área propia, y correr rápidamente hacia el arco rival.

Se basa en dejar al rival despistado, en área propia, sin balón, y con la defensa desarticulada.

Técnica y táctica
Técnica y táctica

Profundidad, amplitud y espacios como tácticas de ataque

La profundidad es el aprovechamiento de la distancia longitudinal del campo para romper las líneas defensivas del rival. La amplitud se refiere al aprovechamiento del ancho del campo.

En conjunto, forma uno de los pilares empleados en el fútbol de posición moderno y el estilo alemán.

Los espacios no son más que las áreas desiertas que deja el rival por acción del arrastre de marcas. Un compañero busca desplazar al rival que lo marca para crear un espacio, que luego es ocupado por el jugador que lleva el balón.

Necesariamente, el entrenador moderno debe incluir dentro de sus entrenamientos de fútbol  base ejercicios y prácticas de estos principios.

Aplicar tácticas de ataque y defensa: Posesión del balón

Consiste en tener el control del balón la mayor parte del tiempo de juego. Forma parte de los principios ofensivos del fútbol de posición, y sin duda alguna se debe tener MUY en cuenta al momento de aplicar tácticas de ataque y defensa.

Se basa en el principio de quien tenga el balón, tiene el dominio del juego. Con la posesión se logra controlar el ritmo del juego, velocidad, cambios de ritmo y orientación.

La posesión se logra mantener, en ofensiva, a través de pases en corto, desplazar el balón por toda la cancha, recuperación rápida, entre otros.

Acciones individuales

La conforman todas aquellas acciones realizadas por el jugador con el balón en sus pies. Un ejemplo típico está en las acciones de un jugador rompedor, incluyendo regates, fintas, enganches, asistencias, remates al arco y muchas otras más.

En tiempos recientes, a los jugadores sin balón se les asignan acciones individuales para arrastrar marcas, como lo son ocupar espacios y servir como opción al jugador con balón para completar el ataque.



Aplicación de Tácticas de defensa: principios

Llamamos principios defensivos en el fútbol a todas esas acciones destinadas a detener la avanzada del rival y recuperar la posesión del balón.

Existen algunos estilos donde la posesión no es primordial y se centra más en contener el ataque rival para explotar sus errores.

Dentro de nuestros entrenamientos de fútbol, los siguientes principios deben practicarse a partir de la etapa cadete.

Marcajes

Las marcas son todas aquellas acciones que buscan neutralizar la zona de maniobras del rival. Pueden ser individuales, por zonas o mixtas.

Por individual, un jugador en defensa entorpece cualquier tipo de desmarque que el rival con el balón haga. Es común de ver en acciones entre defensas centrales y delantero centro.

El modo de marcaje por zona, ampliamente usado en la actualidad, busca ampliar la línea de defensa y que cada defensor resguarde una zona del campo. Una vez que el rival penetra en una zona, el defensa actúa dentro de los límites de su zona.

Aplicar tácticas de ataque y defensa: Repliegues como tácticas de defensa

Los repliegues consisten en retroceder la línea de defensas y mediocampistas al área propia, o a una zona delimitada por el entrenador, una vez que se pierde la posesión.

Esta acción es uno de los principios defensivos del estilo clásico del fútbol inglés.

Al perder el balón, el equipo necesita re-organizarse para evocar el error en el rival para recuperar el balón. En el fútbol moderno los repliegues no suelen ir hasta área propia para mantener el pressing sobre el rival.

Pressing

El pressing consiste en cerrarle los espacios al rival cuando se pierde la posesión. A diferencia del repliegue, en el pressing se busca mantener la posición cerca al arco rival.

Se puede hacer por zonas, en donde se encuentre el jugador con el balón, o grupal. Es decir, todo el equipo achica las líneas y presiona al rival para no ceder libertad de movimiento y recuperar el balón lo más pronto posible.

Permuta como tácticas de defensa

Esta acción se emplea para neutralizar un arrastre de marcas. Consiste en que otro jugador ocupe un espacio creado luego de haberse movido de su posición.

La permuta es muy rápida y requiere que los jugadores estén en total sintonía unos con otros. Algo muy visto en aquellos equipos practicantes del catenaccio.

Etapas del aprendizaje de las tácticas de ataque

Una vez repasados los principios ofensivos y defensivos más destacados, como entrenador necesitamos adaptarlos a cada categoría de fútbol base antes de empezar a aplicar tácticas de ataque y defensa.

Recordemos que los niños no aprenden por igual y el conocimiento que reciben debe estar bien delimitado para sus capacidades mentales.

Aplicar tácticas de ataque: categoría Pre-benjamín y benjamín

En estas categorías se busca sentar las bases. Sin tanta profundidad técnica, a los niños se les enseña sobre los principios ofensivos, como los desmarques y espacios, para que, tanto la mente como el cuerpo, se acostumbren más a ellos.

Se incorporan ejercicios sin oposición, para luego practicar un 2 contra 1 o 3 contra 2, y así aumentar la dificultar progresivamente.

Alevín

Dada su naturaleza de transición, es aquí donde se puede empezar a instruir los principios con una explicación y aplicación más en profundo.

Es en esta etapa donde se introduce el concepto de ataque organizado y trabajo de formaciones ofensivas. Además, se estimula el pensamiento táctico al aprovechar espacios y atacar en zonas descuidadas por el rival.

Aplicar tácticas de ataque: categoria Infantil y cadete

Durante estas etapas se tiene que volver a repasar la organización y posicionamiento del equipo en ataque. Meter conceptos relacionados con el cambio de orientación del juego, buscar zonas donde el rival no presiona tanto, etc.

Juvenil

Llegados a juvenil, todo el trabajo de los entrenamientos de fútbol de etapas anteriores se aplica en búsqueda de resultados. A este nivel, los jugadores ya tienen dominio total sobre los principios.



Táctica de ataque y defensa
Táctica de ataque y defensa

Instrucción de las tácticas de defensa

Uso de formaciones

Antes de alcanzar etapas superiores, a los niños en edad benjamín se les introduce los principios defensivos a través de formaciones.

Estamos hablando de entrenamientos con una profundidad técnica justa, acorde a esta edad, desde la postura del cuerpo frente al rival y técnica individual al defender.

Aplicar tácticas de defensa: Etapa alevín

Para la etapa alevín queda a criterio del entrenador si incluir nuevos conceptos sobre los principios, o continuar el trabajo hecho en benjamín.

A modo general, los principios no se enseñan como tal sino hasta la etapa cadete, entre los 14 y 15 años. Hasta este punto se trabaja más el aspecto ofensivo.

Infantil y cadete

Es aquí donde ya se pueden introducir los principios en tus entrenamientos de fútbol. Y es así ya que la parte defensiva es muy compleja y requiere mucha concentración y coordinación con los compañeros.

La adolescencia es la etapa idónea para enseñar todo lo referente a principios defensivos. Trabajar las marcaciones, formaciones, técnica individual, entrenamientos en grupo, entre otros.

Se sugiere empezar por individual, de manera analítica, e incorporar progresivamente entrenamientos grupales y simulaciones de juego.

Aplicar tácticas de defensa: Juvenil

Dada la naturaleza resultadista de la categoría, todo lo que tenga que ver con acciones defensivas tiene que ser trabajado con más profundidad y detalle.

Hacer repasos exhaustivos e ir de lo más simple a lo más complejo. Aquí en juvenil se continúa lo empezado en cadetes, pero con más complejidad.

Consideraciones finales sobre aplicar tácticas de ataque y defensa

El aplicar tácticas de ataque y defensa puede sonar simple, pero detrás lleva un trabajo continuado y progresivo.

Hemos visto que en cada etapa se necesita limitar la información que enseñamos a los jugadores, para así ser más efectivos como entrenador y hacer agradables nuestros entrenamientos.

Llegar a ver a nuestros jugadores aplicar el trabajo realizado durante todas las etapas, y no solo ver resultados, sino también que expresen en el campo nuestra idea de juego es una satisfacción que no tiene comparación.

Hasta aquí el artículo de hoy, ¿te gustó? Puedes leer más si haces clic aquí.

¡Hey! Y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Nos vemos la próxima semana, chau 🙂

¡Comparte la pasión que nos une!

Si crees que esta información es útil para tus compañeros o amigos ¡Comparte a tan solo un clic!